Persecución policial: Llevó el auto de su amiga y terminó presa

La denunciante dijo que la detenida solo iba a buscar más bebidas, pero ya no volvió. Luego de una persecución policial recién pudo recuperar su auto.

Claudia Romina Acosta Condoreti (34) se vio acorralada por la patrullera e intentó correr, pero ya no pudo. Estaba acompañada de Katherine Soledad Ramírez (19) y juntas terminaron en la comisaría 107 tras una larga persecución policial, en Encarnación.

Según el informe, Mercedes Aguirre llamó a la comisaría para denunciar que su auto había sido robado. Contó que todas estaban compartiendo un cumpleaños en el barrio Kaaguy Roroy, cuando Claudia agarró las llaves de su auto y dijo que iba a ir a comprar más bebidas alcohólicas, pero las horas pasaron y no regresaba. No tuvo más opción que denunciar.

Nota relacionada: Tras invitarle a su casorio, le robó el coche a su amigoité

Una de las patrullas que estaba haciendo el recorrido escuchó la alerta y justo divisó un auto de las mismas características, pero con una rueda pinchada, y comenzaron a seguirle mientras con la sirena pedía que se encostaran.

La “Toretta” no hizo caso a las señales y metió acelerador hasta el fondo, allí se inició una persecución por todo el barrio. La patrullera intentó adelantarse varias veces para parar la marcha del vehículo, pero Acosta lograba retroceder y volver a escaparse hasta que se topó con un callejón sin salida. Dentro del habitáculo se encontraron una botella de whisky y una de gaseosa.

Ramírez gritó que era menor de edad y que la dejaran libre, pero una vez en la comisaría se pudo corroborar que tenía 19 años.

Ambas mujeres quedaron a disposición de la Fiscalía para aclarar la situación.

Dejá tu comentario