13 jun. 2024

“Mi marido me apura para tener sexo, pero yo vivo muy cansada”

Josefina está muy agotada y no quiere ni siquiera arreglarse.

jefa de hogar.jpg

Soy Josefina. Tengo 34 años, mi marido tiene 40 años. Nos casamos hace ya 10 años y cuando más pasa el tiempo me siento más cansada y menos “joven”.

Eso me ha venido trabajando psicológicamente. Mis arrugas se notan muy temprano. La vida que llevo es muy ajetreada. Tengo 3 hijos y me encargo de ellos 24/7.

Casa

También tengo a mi cargo organizar la casa, y a pesar de que tengo una chica que me viene a limpiar tres veces a la semana, sigue siendo cansador, las tareas como jefa de hogar nunca terminan.

Mi marido trabaja mucho, y gracias a eso es que no nos falta el pan diario y podemos dar a mis hijos una buena vida.

Pero él cree que porque él es el que sale a trabajar solo él está cansado, cree que yo estoy espléndida y no es así.

Me venía ya luego reclamando que no me arreglo más, que me veo muy dejada, que no debo estar así, que cuando llega me quiere ver bien peinada, arreglada.

Autoestima

Pero llegó un momento en que siento que no doy más ni para eso, yo solo quiero acostarme y descansar. Y cuando me dice eso la verdad que siento que me baja mucho el autoestima, porque veo cómo se me está yendo la vida, la juventud entregando todo por mi familia, que hace 10 años casi no tengo tiempo para mí, y que me vengan a reclamar que no me veo bien, para mí es como un golpe por la cara.

Pero encima de todo, en estos últimos meses me está queriendo apurar con el tema del sexo. O sea, yo ando demasiado cansada, y él luego todo el tiempo quiere hacer eso conmigo, pero yo siento que no puedo, no doy ni física ni mentalmente.

Enojo

Él se enoja y me empieza a decir que tengo otro, que por eso es que ya no quiero estar más con él. También llegó a decirme que si yo no le doy lo que como hombre necesita, que va a buscar afuera.

Y así estamos que no nos entendemos más, y ya no sé cómo comunicarme con mi marido, cómo hacer que me entienda, que sepa un poco lo que estoy sintiendo.

Lo que yo quiero saber es ¿Cómo puedo balancear esta situación? ¿Cómo hacer para no sentirme tan cansada sin dejar mis tareas como mamá y señora de la casa? ¿Cómo recuperar esas ganas de estar con mi marido y tener esa energía que tenía hace diez años atrás? y ¿Cómo le hago entender que no es que no quiera ponerme linda para él y no es que no quiera estar con él? sino que ya no me da el cuero física y mentalmente.

La Respuesta de la licenciada Alma Arámbulo:

Creo en mi experiencia que el trabajo que nunca termina y es tan cansador es el de ama de casa. Yo entiendo que la rutina del día a día te está haciendo mal. Es ahí donde debemos buscar actividades ¿Más actividades? Sí, que nos motivan como mujer. MUJER, no madre, no esposa. Buscá hacer cosas que te gustaba hacer. Si es bailar zumba, hacelo, o si es cantar un tiempo de karaoke. Es importante darte tiempo para reír con tus amigas, yo entiendo “no tengo tiempo” Pero eso jamás acabará. Debés darte el tiempo que te pertenece y necesitás para conectarte contigo misma y así ser feliz con los demás.

Psicóloga Clínica