25 may. 2024

Cobran G. 11 palos por “curar” adicciones con un alucinógeno

Psiquiatra advierte que esos tratamientos no funcionan.

WhatsApp Image 2024-04-19 at 22.22.44_52011742.jpg

Iboga es el nombre de la planta africana de la cual deriva la polémica sustancia.

La gente tarda meses en habituarse a ir al gimnasio, leer libros, comer sano o dejar de fumar. ¿Y qué pasa con los que quieren salir de las drogas?

En Santa Rita, Alto Paraná, un centro privado llamado Minds Alive promete una “cura superior al 80%” en apenas cinco días, por la suma de 1.500 dólares (G. 11 millones).

El producto que ofrecen se llama ibogaína, un alucinógeno derivado de un arbusto africano.

En su página web, mencionan como aval un estudio de la Universidad Federal de São Paulo, que se hizo con 75 personas entre 2005 y 2013. El 55% de los hombres y el 100% de las mujeres quedó libre de la adicción durante al menos un año, según la publicación. Pero estos resultados son polémicos.

Ni en Brasil ni en Paraguay está regulado su uso. En Estados Unidos, por ejemplo, sigue siendo ilegal, por lo que muchos yanquis pasan a México para conseguir la sustancia.

Doctor cuestiona

“Desde el punto de vista de la psiquiatría actual se entiende que las dependencias son trastornos crónicos de muy difícil manejo”, dice el doctor Manuel Fresco, director del Centro Comunitario de Atención Integral de Salud Mental y Adicciones de la Gobernación de Central.

Por eso habla de que hay muchos “fracasos”, recaídas, idas y vueltas al consultorio, y un padecimiento que afecta a toda la familia. Por eso, no se puede hablar de una cura del tipo milagroso.

Recordó que unos años atrás estuvo de moda otro alucinógeno, la ayahuasca, que algunos paraguayos incluso fueron a buscar a Perú, participando de rituales.

“Y todo bien con eso. Lo que no es ético es que este grupo que está ofertando este tema de la ibogaína habla de 90% de éxito para adicciones, que para qué vas a sufrir, que te curamos con un saque. Es casi, casi una estafa”, expresó.

EXTRA intentó comunicarse con Minds Alive, pero desde la empresa no contestaron nuestras llamadas telefónicas ayer.