22 jul. 2024

Veterinaria se confundió y les entregó otro perrito

Tres horas después, se dieron cuenta que no era Simba, pero el caniche era idéntico al de la familia.

Con mucho apuro, la señora Teresa Sandoval se fue el viernes a retirar de la veterinaria a Simba, su caniche, a quien llevó para que le dieran un baño. Sin embargo, hubo una confusión y le entregaron otro perrito.

La doña no se dio cuenta porque el cachorrito le movía la colita, aunque le vio un poco raro, pero jamás imaginó que no era su mascota.

“Él se subió conmigo como si fuera que me conocía, pero al bajarlo en casa, su cola metió entre las patas y eso me pareció un poco raro, además tenía el pelo más corto. Pero no dije nada hasta que, después de tres horas, nos dimos cuenta de que era hembra el perro y que no era Simba”, contó la señora, que vive en Sajonia.

Según comentó, a Simba no le gusta que digan ‘michi, michi’, se pone histérico, por lo que, como al pronunciar estas palabras el peludito no hizo nada, le revisaron y se dieron cuenta de que era hembra y no macho.

“Desde la veterinaria me llamaban, pero yo no podía atender, ellos se dieron cuenta pronto, pero yo no atendí. Le tuve que llevar nuevamente a la otra perra, que es igual a Simba y me entregaron al correcto”, relató.

Hay muchos

Por otra parte, desde la veterinaria le pidieron disculpas y dijeron que debido a la alta demanda que tienen contrataron a una recepcionista nueva, quien fue la que se confundió y entregó mal el animal. “Además, yo también tuve la culpa por no darme cuenta de que no era mi perro”, dijo Teresa.

A pesar de lo sucedido, dijo que seguirán llevando a Simba a la misma veterinaria.

La hija de la señora publicó en TikTok un video con los audios de su mamá y se volvió viral.