COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6800
G 6890
PESO AR
G 30
G 40
REAL
G 1240
G 1330
PESO UY
G 150
G 200
EURO
G 7600
G 7900
YEN
G 40
G 65
clima
21.5º C

Actualidad

Duro relato de bombera abusada: "Escuché que se iban a turnar por mí"

Supuestamente le dieron de tomar yerón, pero era droga. Dos camaradas la violaron.

Días antes de jurar como bombera, una joven fue drogada y abusada sexualmente por un bombero y otro aspirante.

B.V. relató que durante el entrenamiento se hizo muy amiga del bombero César Federico Molinas. Hasta salían a cenar juntos, pero ella siempre dejó en claro que es lesbiana.

El domingo, Molinas la llevaba a su casa, cuando se les ocurrió hacer un encuentro entre compañeros, en Ypacaraí. El sitio sería el depósito de la empresa del aspirante a bombero, Rodney Piris.

“Como varios compañeros dijeron que sí iban a ir yo acepté. Molinas se bajó en una farmacia a comprar el yerón, pero había sido no era eso”, dijo la joven en el programa Al Estilo Pelusa. Llegaron al lugar, donde ya estaba Piris, tomaron unas cervecitas.

Cuando otros bomberos llamaron para decir que irían, fueron a comprar más bebidas. “A la vuelta Molinas me dio la pastilla. Tomé pensando que era yerón. Confiaba mucho en él. Cuando me bajé ya me sentí mareada”, contó la víctima. Se sentó en la vereda y Piris la invitó a pasar y recostarse en el sofá de la oficina.

Ella ingresó y ahí pasó de todo. “Molinas comenzó a manosearme. Yo le decía que no. Podía hablar, pero sin fuerzas. Escuché que se iban a turnar por mí”, expresó.

La víctima, entre llantos, relató lo poco que recuerda. “Me obligaron a que les haga sexo oral, yo soy lesbiana, vomité, pero ellos siguieron”, apuntó.

Luego de eso, perdió el conocimiento. Cuando despertó ya estaba vestida. Colgada de los hombros la sacaron y subieron al auto. “Piris me amenazó. Me dijo que nadie me iba a creer si denunciaba”, dijo.

Supuestamente Molinas la dejó frente a su casa. Al siguiente día, la víctima notó que tenía puesto el cinto de uno de los abusadores. El lunes también llegó a su casa Molinas y le entregó una pastilla del día después.

Ocho días más tarde la joven se animó a denunciar. La Fiscalía ya no halló restos de semen, ni de la droga. Los denunciados aún no están imputados.

Dejá tu comentario