Extra

Actualidad

Cirujana que hizo la lipo fatal continúa operando

El defensor de la doctora asegura que no hay imputación e insiste en que el problema de salud de la esposa del jugador Diego Vera no se podía detectar a través de los análisis.

La cirujana plástica Tamara Castellano, denunciada por supuesta negligencia médica tras la muerte de una paciente, Patricia Monzerrat Hermosa, trabaja en su clínica con normalidad, a pesar de la investigación fiscal en curso.

La médica practicó una liposucción a Patricia, esposa del futbolista de General Díaz, Diego Vera, el 22 de agosto pasado, pero todo se complicó y fue derivada a la unidad de terapia intensiva del sanatorio San Sebastián. En la madrugada del 25 de agosto, falleció.

“La Fiscalía no ha imputado a la doctora, ni siquiera aparece como sospechosa en la carpeta fiscal. La investigación apunta a confirmar la causa de muerte, que lo determinará la autopsia”, señaló Milciades Centurión, abogado de la profesional de blanco.

Perjudicada

Centurión manifestó que Castellano es perjudicada profesionalmente porque se la apunta como culpable de la muerte de su paciente cuando que, asegura, no es así. Afirmó que Hermosa padecía de una enfermedad asintomática llamada “síndrome del corazón roto”.

“No se puede hablar de mala praxis porque este síndrome es impredecible, el propio informe de los médicos que la atendieron en terapia lo confirman. También es importante saber que el cardiólogo de la familia de la paciente certificó que era apta para la cirugía”, argumentó Centurión.

Familiares de la víctima sostienen que Hermosa falleció a causa de una sobredosis de anestésicos. “Estamos pendientes al resultado de la autopsia. Estamos heridos, como familiares y seres humanos, no queremos que nadie más pase por lo mismo”, lamentó Lucho Hermosa, tío de la víctima.

Dejá tu comentario