Fama

Una paraguaya en la primera boda virtual

El casorio fue en Córdoba, Dámaris viajó hasta Argentina en enero de este año para casarse, pero el coronavirus hizo que tuviera que esperar.

“El amor en tiempos de COVID”, así podría llamarse este capítulo en las vidas de Dámaris Estigarribia y Ezequiel Moyano, quienes protagonizaron la primera boda virtual en la ciudad argentina de Córdoba.

La paraguaya de 30 años iba a cumplir el sueño de casarse con el amor de su vida en abril de este año, pero el destino y el coronavirus quisieron que esperaran un poquito más.

Los enamorados tuvieron que posponer todo el casorio y la fiesta debido a la cuarentena y no fue sino hasta ayer, 12 de mayo, que pudieron unir sus vidas en sagrado matrimonio.

En contacto con EXTRA, el novio Ezequiel contó cómo se sintieron al tener que suspender su gran día que estaba previsto para el 4 de abril.

“La verdad que hubieron sentimientos encontrados, desilusión porque ya teníamos el salón, la fiesta preparada, el vestido de novia de ella, nuestro departamento para irnos a vivir juntos, etc. Pero al pasar los días entendimos que los hilos de la historia los maneja Dios, y si en sus planes estaba el casarnos se tenía que dar sea cual sea la situación de nuestro país”, señaló.

safe_image.jpg

Los tortolitos se conocieron hace un año en un encuentro religioso en Mar del Plata, hasta donde fue Dámaris desde Ciudad del Este.

“Hemos sido amigos desde esa vez a la distancia, conociéndonos y teniendo contacto por mensajes y videollamadas. En agosto de 2019 fui a Paraguay a visitarla y conocer a su familia y su tierra. Ella hizo lo mismo en septiembre y ahí nos pusimos de novios. En diciembre me volví a ir y el 9 de enero ella vino para Córdoba a vivir”, comentó.

Invitados virtuales

Cuando las medidas sanitarias se flexibilizaron, Dámaris y Ezequiel supieron que era el momento de casarse, aunque sea de manera virtual.

En el juzgado solo estuvieron presentes los novios, la jueza y dos testigos, mientras los familiares presenciaban la ceremonia a través de una videollamada.

“Cuando los familiares se enteraron de esta modalidad virtual, ellos lo aceptaron bien y nos decían que lo importante era nuestra unión”, contaron los novios.

74938764_2538298439747653_543036019684797274_n.jpg

Ceremonia religiosa

Además de la boda civil, tuvieron una ceremonia religiosa virtual. “Una vez casados en el Registro Civil nos fuimos a nuestro nuevo hogar y desde ahí hicimos de manera virtual la ceremonia religiosa”, dijo Ezequiel. Más adelante los recién casados esperan poder festejar con la familia unida. “Una vez que las fronteras se abran y los familiares y amigos de Dámaris puedan venir, vamos a hacer una fiesta celebrando nuestra unión todos juntos”, finalizó.

Dejá tu comentario