Fama

"Que no quede huella" se inspiró en una historia real

La exjefa de prensa del Gigante de América fue la musa para la icónica canción de la banda.

La serie de Bronco dio a conocer muchos secretos del Gigante de América y fue así que se supo que detrás del clásico ’Que no quede huella’, hay un corazón roto y una historia de desamor real.

Blanca Martínez, la exjefa de prensa de Bronco allá a finales de los ‘80, fue quien inspiró a José Guadalupe Esparza a escribir tremenda canción.

La Chicuela, como la conocen, contó a EXTRA que ella había terminado una relación amorosa y que eso le destrozó el corazón. A pesar del dolor tuvo que acompañar a Bronco a una de sus tantas giras.

“Yo llegué a ese vuelo devastada, con los ojos hinchados de tanto llorar porque había terminado una relación amorosa, ellos conocían a esa persona y Lupe me pregunta qué me pasaba y yo le dije ‘terminé con Fulanito de Tal’ y le dije: ‘Quisiera que no quedara huella de sus besos, de sus caricias’, e inmediatamente Lupe sacó una libretita verde y puso “Que no quede huella”, reveló.

Irónicamente, Blanca cuenta que jamás se olvidó de ese hombre que le rompió el corazón. “Batallé muchísimo tiempo para superarlo, pero nunca voy a olvidarlo, jamás en la vida. Hay amores que nunca se olvidan y este es uno de ellos”, señaló.

La conductora recordó con cariño a Paraguay y dijo que es uno de los países más importantes para Bronco debido al gran cariño que siente por parte de nuestros compatriotas.

Temas

Dejá tu comentario