Extra

Deportes

El piropo de Paulo Da Silva a su compadre

El zaguero repollero ve a Roque Santa Cruz con cuerda para rato.

El Repollero le dio su teté a un Cerro Porteño que atacó por cielo, mar y tierra buscando una paridad que nunca llegó. Especialmente en los minutos finales, el Ciclón bombardeó el área liberteña, haciendo figura al inoxidable Paulo Da Silva. Como diciendo “a mi juego me llamaron”, El Gondolero sacó todas y eso que hace rato no venía chutando.

“Cuando uno deja de jugar un tiempo, uno sueña con volver a jugar. Cuando me confirmaron en el equipo estaba nervioso por volver a jugar después de tanto tiempo”, confesó el zaguero central de 38 pirulos.

“Yo regresé a Libertad para ser campeón. Si juego o no juego no cambia mi manera de ser. El equipo está por encima de cualquier nombre”, acotó.

Como son de la misma camada y grandes amigos, Paulo piropeó a un viejo conocido, que pese a que muchos ya lo quieren retirar, no para de enamorar a su afición.

“Roque (Santa Cruz) así como está jugando puede seguir 3 o 4 años más. Como él dice, está en su querido y amado Olimpia, quiere pelear todo y el deseo de la Copa Libertadores está siempre en él, como algo pendiente”, manifestó.

Da Silva aprovechó también para valorar el presente de una joven figura, que podría declararse su sucesor en la Selección Paraguaya.

“Juan Escobar es la sensación del fútbol paraguayo, juega con mucha calidad, parece un veterano por la calidad que tiene”, tiró a la 800 AM.

hendy radiador

El zaguero repollero fue otro de los que se quejó del excesivo calor en el que se juegan algunos partidos.

“El árbitro nos comentó que en el minuto 29 tomábamos agua, contaba con los dedos de la mano los minutos para poder tomar agua porque me estaba incendiando. Es muy temprano jugar a las 18:00”, remató.

Dejá tu comentario