21 may. 2024

“Tengo miedo de que mi novia me deje por la culpa de mi mamá”

Hace comentarios inapropiados que hacen sentir incómoda a su corazón jára.

suegra.PNG

Con todo luego les dijo: “Ella es Mariza, mi nuera la gordis”, así tipo Kachiâi hape y se rio.

Ilustración

“Hola, diario Extra, quiero contar mi historia y pedir un consejo. Estoy con mi novia hace 5 meses. Yo le quiero mucho, chembotavyete voi. Nunca una mujer estuvo conmigo desinteresadamente como ella y no la quiero perder.

Lo que pasa es que soy de estatura baja, no es enanismo, pero ya casi. Esta condición me llevó a ser discriminado por eso, sobre todo por las mujeres. No estaba teniendo suerte en el amor.

Las otras ñembo novias que tenía, me hacían creer que estábamos felices juntos, pero en realidad lo que hacían era usarme de cajero.

Me pedían que les compre de todo, me pedían plata y cuando yo me daba cuenta que eran unas interesadas nomás, ya no daba más, ellas me dejaban.

Ella es diferente

La actual no es así. Ella no quiere ni que pague sus gastos en las salidas. Además es muy amorosa y detallista. Y eso para mí vale oro más que su físico, porque es un poco rellenadita.

El problema viene con mi mamá que ya es una señora de 65 años. La quiero y respeto mucho, pero es muy sin filtro ella, suelta nomás las cosas y no mide lo que dice. No hace con mala intención, creo, pero hace pues. Toda la vida fue así.

En muchas ocasiones ya le hablamos con mis hermanos, que no tiene que ser así. Le repetimos, pero vuelve a hacer.

El colmo de una situación incómoda fue una vez, que le tocó recibirle a mis primas que llegaron a la casa de mi mamá, justo cuando estaba mi novia de visita. Con todo luego les dijo: “Ella es Mariza, mi nuera la gordis”, así tipo Kachiâi hape y se rio.

En ese momento, mi novia obviamente se puso toda roja y se molestó, pero no dijo nada por respeto seguramente a la casa ajena. Es uno de los tantos casos que ya soportó.

El problema para mí ahora es que mi novia ya no quiere ir a mi casa.

Primero, me puso miles de excusas y después ya no pudo aguantar la verdadera razón y me dijo que es porque le incomoda mi mamá.

La verdad que tengo miedo de perderle por eso, que se canse de mí por culpa de mi mamá. No sé cómo sobrellevar la situación con las dos.

Lo que molesta es que como si nada dice nomás las cosas, sin importarle que pueda lastimar a la otra persona. Sin que le importe también lo que yo sienta, porque al final, a mí también me afecta”.

La respuesta del psicólogo y sexólogo, David Samaniego:

No podemos hacernos cargo de la conducta de las otras personas. Sería importante que la persona pueda comunicar el tipo de comentario que su madre debería evitar para no incomodar a su pareja.

No obstante eso tampoco garantiza que la madre le haga caso. Así que, una vez que se haya comunicado eso, es todo lo que está en las manos de la persona. Por otra parte, si la pareja no quiere frecuentar la casa de su suegra por esos comentarios, eso es entendible. Eso no significa que él no pueda ir a la casa de su madre, pero no debe obligar a su novia a ir. Respetar las decisiones de la pareja es un punto importante para las relaciones