Actualidad

Vecinos quieren quemar casa "satánica"

Pa'í pidió a los padres a cuidar más de sus hijos, saber con quiénes mensajean.

La salvaje manera con la que acabaron con la vida de Naidelin (7) de Minga Guazú, hizo que vecinos en los grupos sociales expresen su intención de acudir a la justicia por mano propia.

“Hay muchísimos grupos en los que dicen que si no se le lleva (al supuesto homicida, Héctor Martínez) a donde se le tiene que llevar, harán justicia por mano propia”, destacó una vecina que participó del velatorio en la casa de los abuelos.

Luego del sepelio, algunos querían incluso ir a quemar la casa de Limpia Núñez, madre de Martínez, donde se encontró un altar satánico, aseguró la entrevistada por Radio Concierto 98.1FM.

“Esos lugares no tienen luego que visitarse porque si uno tiene fe en Dios, para qué va a ir ahí. Desde el domingo, el barrio está triste. Ni el perro ladraba. Todo lo que está pasando es triste”, afirmó.

Cuidar a niños

En la celebración que se hizo con el ataúd de Naidelin en la parroquia María Auxiliadora de Minga Guazú, el pa’i Néstor González hizo repetir a los presentes: “Con los niños no” y “Sí a la vida”.

“Cuidemos más a nuestros niños, mirémonos y veamos cómo están creciendo. Voy a decir de nuevo, con quién salió, con quién mensajea, hasta qué hora”, instó en su sermón.

Sin título8.jpg
Se llenó la parroquia de personas dolidas por la pérdida.
Se llenó la parroquia de personas dolidas por la pérdida.

Destacó que se le trancaba la garganta porque sus compañeritos lloran como los familiares porque Minga Guazú es la casa de todos.

“El malandro no anda solo, anda entre nosotros y acompañado de cómplices. Esta sangre derramada por gente loca y malandra que quema a nuestra hija, escuelera, que corría por acá. Pero ese humo que se hizo de ella se hizo oración para comprometernos a todos los estamentos”, aseguró.

Refirió que si la sociedad se descuida, este rapto y asesinato puede ocurrir de nuevo.

“Es difícil decir, perdónanos como nosotros perdonamos y pongámonos en el zapato de la mamá y el abuelo. Pero nosotros también fallamos y grande, y solamente en base del perdón podemos construir una familia más linda y un Alto Paraná más bello”, destacó.

El párroco pidió que este suceso no sea para hacer más violencia, si no para que “nos quedemos más juntos para que Minga Guazú sea un lugar de armonía”.

Dejá tu comentario