Actualidad

Quisieron negarle el nombre a su hija por sonar "vulgar"

Lío en registro civil: "le negaron un derecho a mi hija", dijo el papá. Funcionario pidió disculpas y se fue a la casa de los afectados.

Ataliba Da Costa y su esposa Claudia estaban chochos de ser padres. Con la ilusión de haber recibido a la primera hija fueron al Registro Civil de Caazapá para inscribirla, pero un funcionario consideró que era inadecuado el nombre que escogieron.

El padre contó que el miércoles llegaron a la oficina y quedaron sorprendidos ante la reacción de Arnaldo Benítez, el encargado del lugar. Este le dijo que el nombre era “vulgar”. Ante esta situación, Da Costa no tuvo más opción que filmar.

“Le avisé que le iba a filmar y me volvió a decir que no se podía. Antes, me dijo que iba a tener problemas en el Registro Civil de Asunción, le indiqué que podía inscribir y que, en todo caso, los problemas serían nuestros, no de él”, relató.

“Elegimos Alexa Naryelle (se lee Narieli). Busqué en Internet y me gustó, en realidad es muy común en Brasil”, explicó. Se indignó aún más cuando el trabajador negó dar el apellido de su superior para aclarar la cuestión.

“Si unos padres eligen un nombre ridículo, como alguna grosería, entiendo que ahí se puedan negar, pero el nombre que decidimos no es estrafalario ni atenta contra las buenas costumbres”, dijo.

Ataliba en principio no tomó de buena manera las disculpas por parte del funcionario.

“Dijeron que fue un malentendido, una equivocación y con eso quieren solucionar. Acá le negaron el derecho a un nombre a mi hija y eso tiene que ser castigado legalmente”, manifestó.

Por su parte, la directora de Asesoría Jurídica del Registro, Carmen Campos, dijo que hay unos instructivos que los encargados deben cumplir cuando hay una duda de algún nombre y que solo forma parte de una advertencia, pero que no se les puede negar.

“Estoy segura de que hubo una confusión. Pero queremos decir a los padres que le vamos a inscribir con el nombre que eligieron”, declaró.

En el transcurso de la tarde de ayer, el mismo funcionario se trasladó hasta la casa de los padres afectados a inscribir el nombre de la niña.

“No queremos perjudicar a terceros por eso no demandamos, pero quería demostrar la falencia del sistema”, finalizó el joven papá.

Dejá tu comentario