Actualidad

Profeta y sus fieles se manifiestan frente a Muni de Lambaré por cierre de iglesia

El cuerno significa "señal de batalla", ya que ellos son considerados un "ejército", explicó un vecino de la zona, sobre la llamativa protesta.

Al son de un enorme cuerno tipo trompeta que ejecuta sin parar, el profeta José Duarte, líder de la iglesia Ejército Avivamiento del Reino de Dios, se manifestó en caravana esta mañana hasta la Municipalidad de Lambaré, ya que alega que la decisión de haber clausurado el tinglado donde realizaba sus prédicas es una "censura de culto" y no así una sanción por polución sonora, como lo denuncian los vecinos de la zona.

Con globos blancos y carteles los decenas de fieles se ubicaron frente a la comuna lambareña para pedir a los gritos que les vuelvan a permitir realizar las actividades religiosas en la iglesia y que no los "censuren".

Osmar Suarez, uno de los vecinos denunciantes, mencionó que el profeta utiliza el cuerpo, ya que esto significa una "señal de batalla" para su ejército, así como nombró a su iglesia.

Resaltó que en ningún momento ellos en su denuncia manifiestan contrariedad al culto de los fieles, sino solo al ruidazo que realizaban todos los días. Indicó que el mismo profeta "se embarra solo" con sus llamativas advertencias en sus prédicas.

Indicó que otro inconveniente que tendría la iglesia es el predio donde levantaron el tinglado, ya que son tres terrenos de diferentes dueños.

Ricardo Araújo, organizador de la marcha, dijo que piden la libertad de culto, que paren las persecuciones políticas y que la Muni levante la prohibición de la construcción del templo ya que todo está documentado.

Profeta y sus fieles se manifiestan por "censura de culto" en Lambaré

Perseguidos

Ricardo dijo que sufren una persecución política y contó que Guido González (ANR), candidato a Intendente lambareño, solía irse a orar a la iglesia.

Contó que luego vinieron otros candidatos y el profeta José Duarte, les dijo a esos candidatos que si se alineaban a Jesús podían ganar las elecciones. Eso le molestó a Guido porque rezaron por sus rivales políticos.

Los vecinos de los barrios Puerto Pabla y Mbachio elaboraron un comunicado. Reiteraron que no existe ninguna censura de culto y pueden ejercer libremente, con cuatro exigencias:

1. Fin a la polución sonora.

2. Erradicar el caos vehicular en la zona.

3. No utilizar espacios públicos (la iglesia está en un terreno de una plaza).

4. Pedir disculpas por anunciar la muerte de dos vecinos.

Dejá tu comentario