Actualidad

Paraguaya falleció por COVID en Argentina

Causó indignación porque los paramédicos dijeron que no tenía nada.

La primera muerte por coronavirus de la villa 21-24 del barrio Barracas de la Ciudad de Buenos Aires es la de una paraguaya oriunda de Ypané.

Se trata de Ramona Collante (52), quien hace cuatro años vivía en el vecino país. Falleció el sábado a la mañana y lo indignante para la familia es que un día antes, los paramédicos de SAME (servicio de ambulancia estatal) le dijeron que estaba bien.

“Dijeron que posiblemente era un un cuadro gripal nada más. La dejaron durmiendo con una medicación y al día siguiente amaneció peor, mis hermanos volvieron a llamar al sistema de emergencias que apareció después de dos horas pero mi mamá no aguantó y falleció”, relató a Extra la hija Diana Morel.

La mujer sufría de hipertensión y artrosis. Tenía 10 hijos, de los cuales 6 están en Argentina y 4 en Paraguay. Su cuerpo sería cremado este viernes y la idea es llevar sus cenizas a su ciudad de origen cuando acaben las restricciones.

"Estamos viendo con conocidos y algunos dirigentes políticos para que nos ayuden a cremar el cuerpo e intentar llevarla a Paraguay cuando termine todo esto", refirió.

En el barrio Barraca ya se registran 275 casos confirmados según el portal argentino perfil.com. En la casa de Ramona, toda la familia está contagiada. Con ella vivían cuatro hijos y cuatro nietos. Otra hermana de Diana está internada con su bebé de ocho días de vida por coronavirus.

“También tengo otra hermana que tiene seguro médico y está aislada con su hija y yo estoy aislada con mis cinco hijos en otra zona. Nos contagiamos porque una semana antes de que pasara todo esto tuvimos contacto estrecho”, contó.

baenegocios-com.jpg
El barrio de Barracas registra más de 200 casos positivos de coronavirus.
El barrio de Barracas registra más de 200 casos positivos de coronavirus.

Víveres y ollas populares

Diana explicó que ella recibe víveres del municipio donde vive, desde que le diagnosticaron Covid positivo.

Comentó que sus familiares en la villa retiran la comida cada día de los comedores populares, porque al no poder trabajar es prácticamente imposible la subsistencia de cada día.

“En las villas hay bastante contagio, es como si fuera que abrís la puerta de tu casa y te topás directo al vecino y es imposible no contagiarse”, afirmó Diana.

El test se le hizo después de morir a Ramona y recién ayer se confirmó como causa el coronavirus. La cremación se hará entre el viernes y el sábado, una semana después del fallecimiento.

“El consulado paraguayo no se comunicó con nosotros, ni para decirnos qué necesitamos”, lamentó la hija.

Dejá tu comentario