Extra

Actualidad

Niño héroe recibió su casa nuevita y de paquete

El próximo mes, la bebita cumplirá un año de vida, contó su mamá.

Con la tenida del Escobero, Joelito Leguizamón Romero recibió a sus compañeritos de la categoría 2009 de la Escuela de Fútbol, en su nueva casa. El lunes último, luego de dos largos meses y trece días, retornaron a la vivienda, completamente remodelada y amoblada.

En ese mismo sitio, el 4 de abril, lo que pudo ser una tragedia lo convirtió en un héroe que salvó la vida de su hermanita Cinthia, de entonces apenas 9 meses. Joel Leguizamón Romero puso cuerpo y alma sobre su hermanita cuando el techo cedió por completo sobre ellos.

Pero su reacción no fue resultado de la casualidad, pues el niño tenía entrenamiento para situación de derrumbes, algo que lo aprendió en la colonia de vacaciones de los bomberos voluntarios, del que forman parte sus padres.

El pequeño de 9 años no pudo evitar ayer a los paparazzis, que se codeaban para ganar una buena toma al momento en que sus padres se tomaban la primera fotografía en su remodelado hogar.

“Como padres tratamos de hacer un hogar sólido para nuestros hijos pero no nos salió, gracias a Dios tuvimos gente que no nos abandonó. No pasamos necesidad pese a la desgracia”, dijo emocionada su madre, Cinthia Romero.

La inversión para la remodelación fue de casi G. 90 millones, en base a la donación de los miembros del club Deportivo Capiatá, de mano de su presidente Erico Galeano. Además de la reconstrucción de la casa, le fueron donados cinco ventiladores, una heladera, sommier, cocina y todo lo que habían perdido en aquel siniestro. “Todo fue hecho con materiales de primera calidad”, destacó Galeano.

Salió a nombre de ambos niños

La vivienda fue construida en el terreno de Joel Leguizamón y Cinthia Romero, pero la propiedad se hizo como donación a sus dos retoños, los pequeños Joelito y Cinthia Leguizamón Romero. La casa está ubicada a la altura del kilómetro 20 de la Ruta II, en la ciudad de Capiatá. La mamá contó que el próximo 5 de julio la más pequeña de la casa cumplirá un añito, gracias a su hermano mayor. “Solo me queda agradecer a Dios porque es un milagro que mis hijos estén vivos”, afirmó la mujer.

Dejá tu comentario