25 may. 2024

Mató a su yerno: “Che la culpable”, afirmó

Suegro se entregó luego de casi 1 año: Lo había asesinado por embarazar a su hija de 14.

387739297_855712695918388_6275831591718561591_n.jpg

Ó. dijo que él fue quien asesinó al muchacho.

“Ya no quiero que mi hijo pague por mi culpa”, dijo don Ó. Q. M. a los agentes de la comisaría octava de Minga Guazú. Todavía con miedo por las amenazas de muerte que constantemente reciben él y su familia por parte de los parientes de Demetrio Andrés Brítez Villalba (22), se entregó.

Lo hizo en sede de la comisaría de Minga, pese a que el crimen ocurrió en Hernandarias, “para precautelar su seguridad porque temíamos que puedan atropellar la comisaría”, expresó el abogado Diosvaldo Franco.

El autor del crimen decidió asumir su responsabilidad casi 1 año después.

“Mi hijo paga la culpa injustamente, che la culpable, voy a cumplir la pena que me dé el juez”, expresó a los policías el hombre de 40 años.

Por el crimen están imputados y encarcelados Á. A. Q. P (19) y M. A. M. C. (29), quienes en realidad acabaron presos por ser cómplices del homicidio.

De acuerdo con los datos, ambos ayudaron al señor para matar al joven porque lo atajaron para que su suegro le aplique una mortal estocada.

El hecho ocurrió el 28 de noviembre del año pasado, en aquel tiempo se hablaba de que lo hizo al enterarse de que su hija de 14 años estaba embarazada de 3 meses y que el padre de la criatura era Demetrio.

La bebé

Efectivamente, la menor estaba embarazada y hace 6 meses dio a luz a una niña. “Los familiares de él nunca se interesaron por ella, se desentendieron totalmente”, apuntó el Diosvaldo Franco.

El abogado de la familia de Ó. mencionó que la criatura se encuentra en buen estado de salud, pero que los parientes del fallecido deberían hacerse cargo también de su manutención.

Joel Barrios, vecino y amigo de Demetrio, celebro la detención de Ó.. “Por fin van a pagar por tu muerte. Te extrañamos en la cancha”, escribió en sus redes sociales.