Actualidad

Jodieron más de 600 palos haciéndose pasar por gestores de la SET

Las víctimas fueron comerciantes de la ciudad de Santa Rita, Alto Paraná.

Un jugoso cheque de 92 millones de guaraníes tenía en su poder Benjamín Narvaja Rolón cuando una comitiva fiscal lo sorprendió in fraganti, en un hotel de Asunción.

En ese sitio, el supuesto gestor de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) pactó un encuentro con Luisa Elizabeth Wenzel, sin saber que en realidad iba directo a la boca del lobo.

En el sitio, ya lo esperaban el fiscal Osmar Legal y una comitiva de agentes del departamento contra Delitos Económicos de la Policía.

Wenzel había llegado desde Santa Rita para abonar dicho monto al supuesto gestor, quien semanas atrás le había contactado para informarle que tenía un proceso de fiscalización, pero que él podría "solucionar" el pleito para no entregarle el acta.

Una vez que recibió el cheque por parte de su víctima, entró en acción la comitiva, que sigilosamente vigiló la transacción. Esta no sería la primera que realizó el hombre, quien habría actuado en complicidad con otras dos personas.

De acuerdo a los informes dados a conocer por la Fiscalía, hicieron pedidos de dinero a otras personas por valor de 138 millones de guaraníes que ya se efectuó el pago, aparte de los 92 millones, también solicitaron a la víctima 650 millones de guaraníes más.

La denuncia fue formulada en la oficina fiscal el pasado 27 de septiembre por el propio Director General de Fiscalización Tributaria de la SET, Daniel Farías Kronawetter, quien sindicó no solo a Narvaja Rolón como autor, sino también a otras dos personas de nombre Juan Carlos Rojas Escobar y Francisco Farías, quienes no fueron detenidos aún.

Dejá tu comentario