Actualidad

Garroteado por su ex: "No pego a mujeres"

Insólito episodio en Capiibary: Pasó la cuarentena durmiendo en surtidores, dijo.

Pablo Martínez Domínguez (56) de Capiibary, San Pedro, visitó el lunes a su exesposa para pedirle que le devuelva los documentos de su vehículo.

Él pensaba que tenía en la guantera pero aparentemente ella agarró en un descuido cuando hacían las gestiones del divorcio hace un año.

“Al llegar ya me recibió con golpes con un palo, me dio en el pecho, oreja y por último me dio un golpe por la cara, me derramó agua”, dijo en entrevista a Capiibary en Noticias.

La doña, Verónica Cañete (53), supuestamente le garroteó frente a una de sus hijas, quien gritaba para que le siga pegando.

“Quiero justicia, porque si era yo el que le pegaba, la policía ya me llevaba preso”, señaló.

El hombre relató a EXTRA que desde hace 6 años le echaron de la casa y que tuvo que dormir en los surtidores en su camioncito con el que reparte muebles.

image.png

“Cada día me decían si a quién estaba esperando y yo les mentía, decía que me tenía que llegar mercadería porque no podía decir nada”, recordó.

Se separaron legalmente hace un año, la casa quedó para la doña, donde vende ropas de “Todo por 20 mil”.

El coche Toyota Premio quedó para él pero ahora no puede vender porque no tiene el documento.

De garante

Juntos tienen cuatro hijos pero el señor mencionó que la gota que colmó el vaso fue cuando su propia hija le pegó.

“Muchas veces yo pasé por esto. Fuera satanás me dicen ellas. Toda la pandemia pasé afuera de la casa. Estuve a punto de ir a la cárcel por algo que yo no cometí”, dijo.

Esta misma hija le creó otro problema porque él le salió de garante para comprar un coche. La deuda llega a los G. 90 millones.

“Tapé mucho tiempo mi boca. Jamás le golpeé a las mujeres pero yo fui víctima en todo sentido”, comentó.

La doña no se disculpó

La mujer denunciada, Verónica Cañete, negó en contacto con Capiibary en Noticias que le haya pegado a su exmarido.

“A él le falta un tratamiento, desde que se vacunó está así, ayer él no vino acá”, explicó la mujer.

EXTRA intentó conocer más de su situación pero la doña no atendió llamadas ni respondió mensajes en su número con terminación 600.

Temas

Dejá tu comentario