COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 7280
G 7410
PESO AR
G 18
G 25
REAL
G 1390
G 1470
PESO UY
G 200
G 270
EURO
G 7400
G 7800
YEN
G 35
G 60
clima
20.8º C

Actualidad

"En ningún momento toqué el arma", dijo empleada de exfiscal fallecido

La mujer dio su versión y aseguró que es inocente.

A 7 días del hallazgo del cuerpo de Javier Ibarra, exfiscal de la Unidad Especializada antidrogas y exministro de Seguridad, la trabajadora doméstica, Aida María Villalba, dio su versión y se declaró inocente.

Ibarra tenía dos impactos de bala en la cabeza y el cuerpo fue encontrado en la cocina de su casa en San Lorenzo. Sin embargo, el arma de fuego desapareció.

Villalba fue detenida al encontrarse rastros de pólvora en la mano, pero manifestó a Monumental 1080 AM que no sabe cómo fue que salió positivo.

"Salí como a las 7:00 de mi alquiler, habré llegado como a las 7 y 8 por ahí porque vivo cerca nomás, pero estaba enfrente de la casa el señor fallecido y la perrita estaba allí afuera. Ella se fue corriendo junto a mí, yo le agarré y le alcé; yo tengo la llave de uno de los portones, el señor fallecido me había entregado a mí y al casero. Y lo único raro que notamos ahí fue que su portón principal estaba semiabierto y la perrita afuera" señaló a la 1080 AM.

Aida María contó que tanto ella como el otro trabajador entraron a la casa y notaron que el aire acondicionado estaba prendido, luego, la trabajadora le ató a la mascota mientras el celular de Ibarra sonaba sin parar.

"Ahí el casero se acercó hacía la cocina y vio que la puerta estaba semiabierta y él abrió y dijo: ¿Será que omanoma? (¿será que ya murió?) y ahí yo me fui junto a él y le llamamos al señor (por Ibarra) y él (por el casero) le tocó uno de sus pies y me dijo ya está duro, y bueno, salí nomás de acá, me dijo y yo empecé a llorar y me asusté muchísimo y me dijo ´salí nomás de acá, no vayas a tocar nada´ y salimos hacia el patio y él realizó la llamada (a la policía)".

La mujer mencionó además que en ningún momento vio el arma homicida, solo el celular y una caja de cigarrillos. "Yo quiero entender cómo puede ser que haya pasado todo esto, si yo en ningún momento toqué arma, nada que ver si no estaba luego en el lugar ¿Cómo voy a tocar?", refirió.

La empleada de Ibarra fue imputada por hurto especialmente grave, cuya expectativa de pena es de hasta 10 años de cárcel. La jueza Eloisa Idoyaga, del juzgado de San Lorenzo, dictó la prisión preventiva para la misma.

Dejá tu comentario