Actualidad

El hombre de goma de la terminal: "No puedo entender por qué sigo vivo"

El conductor que le pasó por encima le prometió ayuda y hasta el momento no se hizo responsable, según dijo.

Con la ropa puesta y con un pasaje de ida, Nelson Gabriel Benítez Balbuena, un mecánico de 28 años, viajó 349 kilómetros desde Encarnación hasta Asunción para buscar trabajo. No tenía un plan específico.

Llegó el viernes 31 de diciembre y tuvo un ataque de epilepsia en plena calle, muy cerca de la Terminal de Ómnibus de Asunción. Nadie lo ayudó, la gente pensaba que estaba borracho o drogado, pero un ángel, Javier Recalde, quien pasaba ocasionalmente por la zona lo socorrió.

Quiere trabajar

Nelson le dijo que quería viajar a Concepción y que tenía mucha hambre, entonces Javier le dio G. 20.000, anotó su número de teléfono en un papel, le pidió que coma algo y que lo llame luego porque él le iba a pagar el pasaje.

Sin embargo, esa tarde, a las 15:00 aproximadamente, salió de la Terminal, pero se desmayó otra vez y, al caer, fue arrollado por un vehículo. El video fue viral, incluso ahora lo llaman “El hombre de goma” porque sobrevivió para contar su historia a EXTRA.

Nota relacionada: Se desmayó, le arrolló un auto y no le pasó nada: "No era mi día"

“Prácticamente no sentí nada, me di cuenta de lo que me pasó en el hospital. Al salir vi el video y hasta ahora no puedo entender por qué sigo vivo”, expresó Nelson.

El joven tiene heridas abiertas en los brazos, las rodillas y fisura en las costillas. El conductor que le pasó por encima se comprometió en girar dinero para comprar medicamentos, pero hasta el momento no cumplió, según contó el joven.

20220104-007carita,ph01_31791_31396233.jpg
Nelson Gabriel Benítez Balbuena.

Nelson Gabriel Benítez Balbuena.

Nelson logró viajar, su objetivo es ir al Chaco para trabajar en una estancia; solo espera una nueva oportunidad.

Mi familia me abandonó”

Le arrebataron su taller, lamentó

Nelson contó a EXTRA que no solamente padece de epilepsia, sino también tiene soplo en el corazón y por esa razón su papá le regaló un taller mecánico para que trabaje. Sin embargo, falleció hace unos 8 meses y sus hermanos lo dejaron fuera del negocio, “Mi familia me dejó fuera, me abandonó”, mencionó el joven. Dijo que se quedó en la calle y vivió por meses en un auto descompuesto, no tiene cosas, solo la ropa puesta, tampoco una casa donde vivir. Si querés ayudar a Nelson, podés llamar al (0972) 681 441.

Dejá tu comentario