Actualidad

Con cuchilleros amenazó a zorros de la Caminera

Zorros de la Caminera fueron amenazados de muerte, el infractor huyó con su auto que estaba en el corralón.

Un conductor en infracción intentó apalabrar a los zorros de la Patrulla Caminera, para zafar de la multa. No lo consiguió a las buenas, así que tomó una decisión más drástica.

En la mañana del domingo, los zorros realizaban un control de rutina a la altura del kilómetro 11 de la Ruta II, en San Lorenzo. Rodrigo Antonio Vera Guerrero (26), quien conducía un auto de la marca Nissan con chapa YAL 923, llegó hasta el lugar zigzagueando y los inspectores lo detuvieron.

Auto robado.jpg

Para los uniformados era evidente que el conductor se encontraba en estado de ebriedad, tenía los ojos rojos y aliento etílico. Le solicitaron la prueba de alcotest, a lo que se negó rotundamente.

El inspector Alan Torres le manifestó que si no colaboraba su vehículo sería retenido. Rodrigo accedió a soplar el alcoholímetro, pero no lo hizo correctamente. “Cuando va a marcar, vos dejás de soplar. Tiene que ser continuado”, le explicaba una inspectora, según un video grabado por los intervinientes.

El joven seguía sin colaborar, así que procedieron a elaborar la boleta de multa y, con la autorización telefónica del fiscal Cristhian Roig, procedieron a demorar el vehículo.

De bueno a malo

Vera Guerrero intentó de dos maneras convencer a los de la Patrulla Caminera. Aunque hablaba con dificultad, pidió de forma “amable” que no elaboren la multa y que le permitan seguir su camino. No resultó, así que dejó su rodado y se marchó a pie.

Al mediodía regresó a la base de operaciones de la Patrulla Caminera, nuevamente conversó con el inspector Alan Torres.

“Me dijo que habló con el fiscal y que estaba todo solucionado. Supuestamente tenía su autorización para retirar su rodado”, indicó Torres.

El zorro llamó al fiscal y consultó al respecto. “El fiscal Roig me dijo que el joven fue hasta su unidad, pero no le recibió en su oficina por el estado en que se encontraba”, explicó. Ante la negativa, el infractor se retiró nuevamente.

A las 14:30 regresó al puesto de control con dos hombres.

Los desconocidos ingresaron a la oficina y amenazaron con cuchillos a los trabajadores de turno. “Nos dijeron que nos quedemos quietos, que si intentábamos hacer algo nos iban a clavar”, lamentó la víctima.

Ese momento fue aprovechado por Vera para sacar su auto y huir junto a los cómplices.

La denuncia fue realizada en la Comisaría 1ª Central. Según la policía, el joven sería del barrio Puerto Pabla, de Lambaré y el rodado está a nombre de Juan Rafael Duarte.

Dejá tu comentario