Actualidad

Chef denunció a embajador paraguayo y a un primer ministro

Los acusó por hostigamiento y maltrato. Abogada de la denunciante dijo que hay otra persona que fue víctima de acoso.

Tres difíciles y aterradores meses vivió ya en lo que va del 2020 Elizabeth Fleitas, luego de presentar su renuncia al puesto de cheff en la Embajada de Paraguay en Argentina y denunciar al embajador Julio César Vera Cáceres.

La chef durante dos años laburó allí, hasta que no dio más y puso punto final a la situación que, lejos de mejorar, de repente se tornó aún más traumática, lo que motivó una segunda denuncia. Esta vez ante la Corte Suprema de Justicia de Argentina, por hostigamiento y maltrato.

Otro que se vio salpicado por la situación fue Alfredo Arístides Porro Campos, primer ministro de la misión diplomática en el país.

"La denuncia por hostigamiento y maltrato hacia Elizabeh Fleitas por parte de estos diplomáticos se presentó el 12 de marzo y aportamos tres testigos. Como se trata de funcionarios de una embajada se debe presentar ante la Corte", explicó a Télam Yamila Cirigliano, abogada de la la mujer.

Elizabeth vive hace 18 años en Argentina. Dentro de su exquisito menú están las comidas típicas de Paraguay, de allí su trabajo regular con la embajada. "Cada servicio que debíamos hacer en la embajada se convertía en algo muy desagradable. Pensaba que estaba preparada para soportarlo, pero siempre me sorprendían con un maltrato nuevo", contó Fleitas.

Elizabeh soportó frases como "¿Otra vez estás preñada? Mirá que las paraguayas cogen y cogen y quedan embarazadas cada dos por tres", dichas por el propio primer ministro.

La abogada comentó que existe otra persona que pasó por lo mismo pero que por miedo a exponerse no denunció, debido a que, en su caso, se trata de acoso. “Escapaba constantemente del embajador porque la invitaba a salir con el argumento de ser 'astrólogo'. Le decía que ella era muy inteligente, que podía llegar lejos, pero que lo más importante era su belleza, que era como un poder que ella tenía, y para eso debía confiar y que él la iba a ayudar", añadió Cirigliano.

La abogada pidió a la Corte que solicite a Cancillería argentina que se declare personas no gratas a estos funcionarios, y que se le quite el plácet (aprobación diplomática) al embajador, tal como estipula la Convención de Viena.

Dejá tu comentario