Actualidad

Asesinan de siete puñaladas en el cuello a una mujer

La víctima fue encontrada en el pasillo de su negocio del barrio Centro de Eusebio Ayala.

El silencio en la parte baja del departamento que alquilaban, no despertó sospechas en los inquilinos de Rosana Guzmán Ramírez. Eran cerca de las 10:30 de la mañana de este lunes, cuando ellos decidieron bajar para comprar algo del supermercado, pero se encontraron con una estremecedora escena.

En el pasillo que acababa en la puerta principal del negocio de la chica de 24 años, situado entre las calles Indepdendencia Nacional casi 25 de Diciembre del barrio Centro de Eusebio Ayala (Cordillera), la muchacha yacía en el suelo, boca abajo y en medio de un charco de sangre.

Asustados salieron hasta la calle, con tal suerte que justo una patrullera de la comisaría sexta pasaba por el sitio realizando un patrullaje de rutina.

Agentes del Ministerio Público acompañados de un médico forense fueron convocados al lugar, donde confirmaron que el cadáver presentaba siete puñaladas a la altura del cuello, lado derecho.

En el sitio, lo único que faltaba era el celular de la víctima, confirmó a EXTRA el subcomisario Juan Jara, jefe de turno de la mencionada dependencia policial.

“Estamos revisando cámaras de circuito cerrado de la zona para dar con el o los presuntos autores de este hecho”, afirmó el uniformado.

En la caja registradora, los agentes encontraron dinero en efectivo, por lo que se presume que el crimen no tendría con fin el robo.

caja eusebio ayala chica asesinada.jpg
En la caja se halló todo el dinero que tenía.
En la caja se halló todo el dinero que tenía.

El uniformado afirmó que no se descarta que se trate de un nuevo caso de feminicidio, pero que hasta el momento no se manejan muchos datos del caso. "Los padres y hermanos dijeron que ella era una persona muy reservada en ese aspecto. No saben si tenía algún novio o pareja sentimental", expresó Jara.

El agente agregó que la chica vivía en el barrio Potrero San José con sus padres, pero que diariamente iba al centro de la ciudad para atender el negocio. En la planta alta vivían sus inquilinos.

Dejá tu comentario