Actualidad

Admitió que vendió su voto pero le estafaron

En Horqueta, hicieron vito de plata desde un supermercado. Los punteros recibieron hasta G. 500.000 para acarrear gente.

Una señora de aproximadamente 60 años se sintió “estafada” por los políticos incluso antes de que asuman a sus cargos.

A los cuatro vientos admitió que les vendió su voto para denunciar que le dieron menos de lo que le prometieron.

El corresponsal Reinaldo Gayoso mencionó que el trato era que ella reciba G. 150.000, sin embargo, solo le dieron G. 100.000.

El singular hecho ocurrió en la Escuela Mcal. Estigarribia de Carapeguá, departamento de Paraguarí.

En las redes sociales, Tomás G. hizo causa común con la señora y contó lo que le sucedió a él.

Afirmó que los punteros le llevaron en auto al puesto de votación. Él cumplió en las urnas pero al salir se llevó la sorpresa de que nadie le estaba esperando.

Tuvo que solicitar el servicio de un Uber y gastar G. 20.000 para volver a su casa.

El Ministerio Público reportó al menos 121 denuncias electorales. Las más frecuentes fueron la compra de cédula y la toma de fotos de la papeleta.

Lluvia de plata

En Horqueta, desde lo alto de un supermercado hicieron “vito” de billetes de G. 20.000 para una multitud de gente que se reunió.

Fueron filmados mientras levantaban las manos para recibir el regalo que les caía desde una ventana del primer piso de dicho local comercial.

“La conciencia de la gente se vende por plata, no tienen vergüenza nuestra ciudad necesita a alguien que pueda ayudar y no robar”, tuiteó Librada Cano.

Apoderado vivo

En la escuela Clara Piacentini del Bañado Sur, un apoderado votó usando su credencial del TSJE con un distintivo de la ANR.

20211011-005materialA,ph02_25308_001_29832818.jpg
Un apoderado que usó el distintivo de la ANR en la escuela Clara Piacentini del Bañado Sur.

Un apoderado que usó el distintivo de la ANR en la escuela Clara Piacentini del Bañado Sur.

Negó que ese cordón haya inducido al voto porque supuestamente, gente de otros partidos hicieron lo mismo.

“Hay personas en la mesa que tienen un verdecito acá, nosotros les observamos también a ellos, por eso no tuvimos problemas”, mencionó Gilberto Cáceres.

Admitió que lo que hizo está fuera de la ley pero que llegaron a un acuerdo “porque nos conocemos todos”.

Los candidatos ayer usaron toda una estructura de vehículos y gente a su favor.

Uno de los “punteros” de Luque admitió que recibió G. 500.000 para transportar ayer a más de 40 personas a la escuela Julio Correa.

Dejá tu comentario