Sufrió en la Guerra y ahora llega a la final

Alphonso Davies, del Bayern, vivió su infancia en un campo de refugiados.

Si nos pusiéramos a analizar todo lo que tuvieron que pasar algunos jugadores para llegar a la cima del fútbol, nos sorprenderíamos.

Es el caso de Alphonso Davies, futbolista del Bayern de Múnich. El pelotero tuvo una infancia marcada por puras guerras. El lateral izquierdo nació nada menos que en un campo de refugiados, en Buduburam, Ghana.

Allí pasó sus 5 primeros años, en total pobreza y como en una cárcel. “Había que saltar por encima de los cadáveres para buscar comida. Era terrible”, recordó su mamá, quien no había tenido más opción que ir hasta allí tras huir de la Segunda Guerra Civil de Liberia donde murieron unos 250.000.

Allí Davies empezó a jugar al fútbol con dos arcos de palos, sin redes, sin nada, hasta que 15 años después es nada menos que finalista de la Champions League.

Además de ser el segundo jugador más joven en debutar en la MLS, con 15 años, es el segundo goleador más joven de la historia del Bayern y tiene el récord de velocidad punta en la historia de la Bundesliga.

Con solo 19 años, Alphonso jugará hoy su primera final en tan importante certamen siendo considerado como uno de los mejores laterales izquierdos del mundo. Y lo hará contra nada menos que el PSG de Neymar, Mbappé y Ángel Di María. Esta disputa, en el estadio Da Luz, en Lisboa, no solo tendrá a los mejores buscando levantar la Copa, sino será la primera final sin público. ¿Levantará aquel niño la ansiada Orejona? Lo sabremos a las 15:00 (hora paraguaya).

Dejá tu comentario