Polémica por uso del jopara en los juicios

La corte aceptó usar el miti-miti de idiomas en lo judicial. "No queremos que se pierda el guaraní", alega mbo'ehára.

Una polémica se armó entre los guaranólogos de nuestro país, luego de que la Corte Suprema de Justicia creara, hace dos meses, un documento que autoriza el uso del jopara (mezcla del guaraní con el castellano) en los juicios y otras diligencias judiciales.

Algunos estudiosos de la lengua nativa aseguran que esta decisión “empobrecerá” al idioma, mientras que otros están de acuerdo con la medida, ya que sostienen que el guaraní puro “muy pocos entienden y usan”.

Polémico documento

En el 2013, la Corte había creado la Acordada 838 que ordena el uso del guaraní, en casos necesarios, en los juicios.

En tanto, en octubre del año pasado, crearon la Acordada 1.332, donde se implementa el jopara, el jehe’a y hasta miti-miti del guaraní y castellano en los juicios, debido a que muchos de los procesados no podían hablar bien en castellano ni en el guaraní puro.

Ramón Silva, uno de los guaranólogos que están a favor del uso del jopara, dijo a EXTRA que esta decisión no traerá problemas al idioma guaraní, ya que solo será para los juicios.

“No es que en las escuelas se va a aplicar también como muchos creen, en este caso se tomó esta decisión por la inmediatez, los acusados no van a esperar décadas para tener su juicio, esperando a que hablemos bien todos el guaraní puro”, indicó Silva.

Agregó que crearon un diccionario jurídico de “lenguas integradas” (jopara) para los jueces y defensores, con 90.000 palabras.

La idea es aprender

David Galeano, profesor guaranólogo, señaló que no está en contra del uso del jopara ni del jehe’a, pero que sí teme que de usarse mucho la mezcla, quieran aceptarla como el “nuevo guaraní” en un futuro.

“No soy purista de la lengua, solo que defiendo al idioma guaraní para que no se pierda”, acotó.

Galeano pidió a las autoridades de la Corte Suprema de Justicia que ordenen que los jueces, fiscales y abogados estudien la escritura y habla del idioma guaraní.

“Lo que no queremos es que se pierda el guaraní o que con el nombre guaraní se use mucho más castellano”, agregó el estudioso.

Solo en este caso

“En este caso se entiende el uso del jopara, ya que el acusado tiene el derecho de expresarse como más sepa hablar. Eso sí, los documentos judiciales sí deben ser en guaraní puro, atendiendo las reglas. No es bueno que se usen tantas palabras castellanas en el guaraní porque así pierde valor”, alegó la ministra de Políticas Lingüísticas, Ladisláa Alcaraz.

“Más esfuerzo”

“Los jueces, defensores, fiscales y todos los paraguayos deben poner más esfuerzo en hablar bien y escribir en guaraní, no solo asumir que es difícil y no usarlo. La solución no debe ser escapar o matar al idioma, sino valorarlo y utilizarlo. No tiene muchas reglas como el castellano”, dijo David Galeano, mbo’ehára.

Dejá tu comentario