Fama

Una vida de lujos y abandono

Embed

Una triste noticia se dio a conocer en el trascurso de la mañana de ayer. Se trata del fallecimiento del único recuerdo viviente del gran artista nacional, Luis Alberto del Paraná: su esposa Carmen Caballero González de las Navas, más conocida como Carmen Santana, a los 88 años de edad tiró la toalla luego de estar más de un mes en terapia intensiva del Hospital del Quemado.

La bailarina y cantante española había sido hospitalizada de urgencia en el mes de diciembre del año pasado en donde se le tuvo que realizar una cirugía en la cadera, producto de haber estado mucho tiempo postrada en la cama.

Embed

Según el reporte médico, posterior a esta intervención, la anciana mujer tuvo dos virus intrahospitalarios lo cual fue agravando su situación. El director del Centro Nacional del Quemado, Bruno Balmelli, en un contacto telefónico con 1020 AM dijo cuanto sigue: “Lastimosamente tenemos que confirmar esa noticia. Doña Carmen estuvo bajo nuestro cuidado por más de 30 días con un cuadro muy delicado, una lesión sacra, ella estaba muy disminuida físicamente. Se hizo todo lo que se pudo durante este mes de internación pero se agravó y el día de hoy a las 09:05 tuvo un paro cardiorespiratorio que fue irreversible”.

Embed

EL GRAN AMOR

Carmen fue el gran amor de Luis Alberto del Paraná, ambos vivieron un romance intenso desde que se conocieron en Estambul, Turquía. Tras un largo periodo de noviazgo decidieron unir sus vidas en Bélgica en el año 1963, siendo el segundo matrimonio del cantante paraguayo, pues este estuvo primeramente casado con la francesa Lissette Cairoli.

Embed

Fruto de esta relación con la fallecida española nacieron sus dos hijos, Luis Manuel y Carmen Fabiola.

Los que deseen despedir a la artista, el entierro será hoy en el Cementerio Italiano en la Recoleta sobre Choferes del Chaco a las 11:00.