Extra

Fama

Gaby Wolscham: "Mi hijo me salvó la vida"

Ser mamá le cambió la vida, hoy tiene un motivo para seguir luchando. La cuerona contó que de pequeña sentía una fuerte depresión: llegó a tomar veneno.

¡Híjole! La modelo Gaby Wolscham se sentó a tomar un café con Pelusa Rubín y habló de diversos temas, pero sin duda alguna lo que más generó el asombro de todos fue cuando reveló que su depresión a temprana edad casi la lleva a sacarse la vida.

La despampanante rubia de ojo claros pasó su infancia en un albergue para niños en Caacupé, donde la soledad era su compañía. Ella alegó que las monjas nunca se dieron cuenta por lo que estaba pasando.

“Tuve varios intentos (por suicidio), en el hogar fue mi primer intento. Tenía 10 años, yo siempre fui muy depresiva por todo lo que pasé. Recuerdo que mis compañeros me traían remedios de sus abuelos, tomaba veneno, yo hacía de todo para autodañarme y no seguir”, contó.

¿Y las monjitas?

Pelu le consultó si en algún momento las religiosas le brindaron la contención necesaria para salir de esa depresión. La rubia dijo que el apoyo nunca hubo.

“No, ¿vos sabés que no?, para nada. Una vez se dieron cuenta, pero en las demás ocasiones no. Ellas no se daban cuenta”, explicó. Convertirse en mamá fue como una luz en medio de tanta oscuridad para esta cuerona. La llegada de su hijo Bruno le dio un giro positivo a su realidad.

Embed

“Mi hijo me salvó la vida. Yo le debo mi vida a él, hoy en día entiendo que tengo que estar acá (estar viva) para poder brindarle todo lo que necesita y todo lo que yo no pude tener en mi niñez. Yo a él le busqué, estando ya él también intenté hacerme daño. Me encerraba en mi misma. Me decía que tenía que levantarme y trabajar porque mi hijo no tenía que pasar lo que yo pasé”, señaló.

Dejá tu comentario