Extra

Fama

Cantante aconseja a las "Kuña celosas" no dejar al marido con la comadre

Mirna Romero se volvió viral cantando una polca que advierte sobre el tesapo'ê.

¡Ojito con la comadre! Así advierte la cantante paraguaya Mirna Romero Giménez, quien se volvió viral tras compartir en redes sociales un video interpretando una pintoresca polca titulada Kuña celosa.

Mirna vive en Buenos Aires hace 20 años, donde trata de mantener viva nuestra cultura dentro de la colectividad de paraguayos a través de la música y comparte en sus redes sociales videos interpretando polcas y guaranias. Kuña celosa es una polca escrita por Vicente Aguilera, casi nadie la conoce y vino Mirna para popularizarla. En la letra advierte a las mujeres celosas que no se fíen de sus comadres. “Cheko la che mena ipora demagui upe saí ka'agui che kyhyjete, upevare che ni na che amigai, ha opa che comadregui che kyhyje”, dice parte de la canción.

Pero el tesapo'ê no tiene límites y no solo lo practican los hombres, entre mujeres también y lo que llama más la atención es que desconfía de la propia comadre.En comunicación con EXTRA Mirna cuenta que ella es una mujer celosa, como casi todas. “Yo soy de confiar, pero tengo más de dos ojos y trato de usar el sexto sentido”, manifestó.

La cantante confiesa que ha escuchado historias de mujeres paraguayas que migraron como ella a Buenos Aires buscando trabajo y un mejor futuro para sus familias y tuvieron que dejar a sus maridos en Paraguay, para cuando se dieron cuenta ya le hicieron tesapo'ê las chicas. “No sé si la comadre pero prima, amiga, vecina sí”, comentó. Las chicas no ponderan nada.

Por eso advierte esta morocha juky que no se deje ni a sol ni a sombra a los maridos porque es el momento en que hacen sus macanadas. “No hay que dejarlos solos en casa mientras nosotras salimos a trabajar. Yo no le doy chance”, comentó entre risas.

Asi que atenti chicas, ojos bien abiertos y no confiar tanto en las amigas y comadres, ya vimos varios casos en la farándula, de hermanas que se hacen tesapo'ê.

Mirna migró al vecino país cuando tenía 16 años, la mitad de su vida la ha vivido en Buenos Aires. Actualmente trabaja en una pequeña fábrica de quesos. En paralelo se dedica a cantar y no puede desprenderse de nuestras raíces, la cultura paraguaya la lleva muy arraigada y trata de difundirla en los espacios donde le toca estar.

"Gracias a Dios casi todos los fines de semana tengo presentaciones. Trabajo para las instituciones de la colectividad paraguaya y también en fiestas privadas, cumpleaños, encuentro de amigos, casamientos, etc. En diciembre me recorro todas las iglesias donde está la virgencita de Caacupé para brindarle serenata", manifestó la compatriota.

También acostumbra venir de tanto en tanto a nuestro país. "Suelo viajar a Paraguay, gente de acá que me conoce me lleva para alegrarle con mi música, este octubre y noviembre estaré por Paraguay", comentó.

Embed

Dejá tu comentario