Deportes

Tiros, patadas y golpes en semifinal de la Liga Carapegueña

La policía no pudo con la cantidad de aficionados que había.

El marcador quedó en la paridad de cero goles durante el encuentro entre el Club Mariscal López y Libertad de Veniloma en la semifinal de la Liga Carapegüeña de Fútbol. Sin embargo, los ánimos, por demás caldeados, sobrepasaron todos los límites.

Cinco efectivos policiales se vieron ampliamente rebasados por una furiosa turba, que entre puñetazos, patadas y hasta disparos, empañaron con violencia la fiesta futbolística, a causa de las apuestas pagadas que no beneficiaron a nadie.

“No tenemos la dotación para cubrir en forma un evento deportivo. Estamos buscando mecanismos para que pueda salir sin inconvenientes, educándole a las personas y trabajando con los clubes. Muchas veces se ven sobrepasados por la cantidad de aficionados”, lamentó el comisario Sergio Deboch, jefe de la comisaría quinta interviniente.

Comentó que ya tienen pistas sobre los presuntos autores de los disparos pero les queda esperar la orden fiscal para detenerlos.

Dejá tu comentario