Extra

Deportes

No se jugó el clásico de la Reserva por barras

Por culpa de unos inadaptados en la Cuna de Glorias. Una recomendación policial canceló todo.

Por falta de seguridad en Para Uno, el clásico de la Reserva no se pudo disputar. Es más, aseguran que barras del Franjeado estaban alcoholizados en el vestuario visitante e intentaron agredir a funcionarios y jugadores del Ciclón.

El estratega de Cerro Porteño, Jorge Núñez, explicó lo que les tocó vivir.

"Había gente que estaba alcoholizada en el estadio, no dejaron ingresar a nuestros colaboradores al vestuario, nos lanzaron improperios, era una situación anormal", señaló a la 1080 AM.

Agregó que la situación estuvo al borde de salirse de control.

"Parecía que ellos (los barras de Olimpia) manejaban el club, estaba todo mal, en cualquier momento daba la sensación de que podía suceder algo", relató.

Por su parte, el árbitro del encuentro, Héctor Bernal, dio su versión de lo ocurrido.

"Al llegar al estadio nos encontramos con hinchas del club Olimpia que llegaron desde el interior. Cuando llegó la gente de Cerro, hubo entredichos con ellos", expresó a la 730 AM.

El soplapitos explicó que una vez realizado la inspección correspondiente, no le quedó de otra que suspender el juego.

"Recorrimos el estadio con el subcomisario y el veedor. Por recomendación de la Policía, suspendimos el partido, no había garantías para jugar", tiró.

Dejá tu comentario