Extra

Deportes

El festejo de Sánchez fue para el Gordinho

El exparticipante de Cuestión de Peso fue el receptor de la dedicatoria del Cachorro.

“¡Preparen, apunten... fuegooo!”. Bueno, en realidad fue recibir la pelota, acomodarse y dibujar una obra de arte. El bombazo de Richard Sánchez rompió el cero en el superclásico y los fanáticos franjeados enloquecieron con la poesía del Cachorro, que tuvo a Antony Silva, golero del Ciclón, como personaje de reparto, volando para la foto.

El festejo del N° 26 del Rey de Copas no pasó desapercibido. Richard se infló onda Hulk y dejó con la curiosidad a muchos hinchas. ¿Qué significó su descargo? ¿Fue dedicado a alguien en especial?

Fernando Cuenca, popularmente conocido como Gordinho, contó que el golazo del talentoso mediocampista olimpista valió un peculiar premio para el Cachorro y su novia, durante un año.

“Richard es mi vecino acá en Ñemby, además es amigo y cliente. La semana pasada, cuando vino a mi local (una lomitería) le dije: ‘Vos sabés que yo sueño todo que le vas a meter un gol a Cerro Porteño, que en el clásico vas a marcar un golazo. Como siempre metés, de 30 metros más o menos, de un zapatazo”, contó a EXTRA.

“Nderakóre Gordinho, imaginate si le marco un gol a Cerro’, me respondió. Te aseguro Richard, está todo ya, te soñé. Y te digo algo, vas a meter y te vas a acordar de mí, le dije. Me respondió: ‘Si meto chera’a te voy a dedicar, porque justo estoy viniendo que no me salen las cosas y demasiado quiero reivindicarme con mi gente”.

“Hacé eso y tenés un año de lomito gratis”, le prometí. Ayer, ni bien terminó el clásico, me escribieron como 7 personas para recordarme que estoy en deuda con Cachorro”, recordó entre risas.

Pero Gordinho hizo otra promesa para nada fácil. “Como la novia de Richard es entrenadora, me comprometí en ir al gimnasio de la cuñada si Cachorro metía. Voy a cumplir, hoy (ayer) nomás no me levanté de mi cama porque hacía mucho frío”, reconoció Fernando, que calificó al futbolista como un joven muy sencillo y querido en la ciudad.

Experiencia única

Si bien el volante franjeado no se refirió a su festejo, no ocultó su felicidad por la pinturita que se mandó ante el acérrimo rival. “Meter gol en un clásico es algo único. Se siente bien, uno no sabe qué hacer cuando los compañeros se acercan para abrazarte”, comentó en la 1080 AM.

Pero Richard no se llevó todos los créditos, destacó a su compañero José Leguizamón por su jugada en el minuto 93. “Leguizamón se hizo del Mbappé para el contragolpe del segundo gol”, remató.

Dejá tu comentario