Actualidad

"Yo me hago cargo", dijo Marito y estiró del brazo a taxista

Don Feliciano Morales quedó sordo tras un asalto, perdió su parada y su casa. Desde hace un tiempo que pide respuestas de las autoridades.

Don Feliciano Morales es un hombre de 65 años, y hace ocho años quedó sordo tras un asalto trabajando como taxista. Por esta razón, perdió su parada y su casa porque no pudo pagar su impuesto inmobiliario por valor de G. 20 millones.

El hombre, ayer estuvo a punto de tirarse de lo alto de la Fiscalía General, ubicada en Chile e/ Ygatymi de Asunción. Sin embargo, en ese momento justo se encontraba el Presidente de la República Mario Abdo Benítez, quien logró convencerlo para que no lo haga.

“Aprobado” fue la palabra que le dijo Marito para que lea sus labios mientras don Morales se sujetaba bien fuerte del marco de una ventana de vidrio para no caer, cuando se ganó su confianza, el hombre se arrepintió de querer tirarse y fue ahí que el presi lo agarró de las manos y entre todos los presentes meterlo al edificio. Los aplausos no se hicieron esperar.

Luego de que las aguas se calmaron, Marito le mencionó: “Yo me hago cargo, mientras el abuelo firmaba un cuaderno donde están escritos sus reclamos.

Esta es la cuarta vez que don Feliciano intenta lanzarse al vacío ante la supuesta falta de respuesta de sus reclamos por falta de las autoridades. Lo hizo dos veces en la Muni de Asunción y una en la antena de la asociación de taxistas.

Esta vez el adulto mayor pidió la presencia de la Fiscala General, Sandra Quiñonez, y la del propio Presidente de la República.

¿Puro show?

En las temibles redes sociales, muchos elogiaron la acción del presidente. Sin embargo, también varios señalaron que fue puro show y que Marito debía estar enfrentando más bien a los corruptos de su Gobierno.

Otros más duros aún, manifestaron que él debía lanzarse, para ser un verdadero héroe.

Embed

Dejá tu comentario