Actualidad

Ya empiezan a robar por falta de insumos y trabajo, denuncian

Preparan protesta frente a la SEN este jueves para reactivar la olla popular.

La situación es crítica en los 12 asentamientos del kilómetro 23 de la ruta PY-01 de Capiatá, a tal punto que muchas familias empiezan a robar para subsistir, mencionó Miguel Ángel Morínigo, de la Fundación Ko'ẽ Pyahú.

"La gente trabaja nada más que en albañilería y empleada doméstica y no están teniendo trabajo. Es peligroso porque ya están saliendo a robar. Nuestras ocho ollas populares dan de comer mínimo a 200 personas cada una y hace 15 días suspendimos porque ya no tenemos alimentos", dijo.

Estos vecinos, como vieron la protesta de hoy de pobladores del Bañado Sur frente a la sede de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), decidieron hacer lo mismo para este jueves. Les dan un plazo a las autoridades hasta ese día para recibir la ayuda o protestar en Asunción.

"Presentamos un proyecto también a la Municipalidad de Capiatá para instalar una huerta comunitaria, no recibimos su apoyo. La gente quería plantar algo en su terreno para poder subsistir, pero no contamos con la ayuda", añadió.

fotoefectos.com__final_5193647995821058969_ (3).jpg
Las ollas populares dejaron de hacerse en asentamientos de capiatá por falta de insumos.
Las ollas populares dejaron de hacerse en asentamientos de capiatá por falta de insumos.

En cuanto a la SEN, sostuvo que el 30 de marzo ya entregaron el padrón de las 1.800 familias que piden ser beneficiarias y que en estos casi tres meses que ya pasaron, ningún insumo recibieron.

"Hasta hoy nos tienen que mañana, que mañana. Hablamos con el señor Miguel Kurita (Jefe de Gabinete de la SEN), después con un tal Jorge Benítez también. No nos hacen caso, nos reciben pero no nos envían. ¿Será que piensan que la gente del Bañado nomás son persona y los que vivimos más allá de 4 Mojones no existimos?", preguntó

Mencionó que ni siquiera las recicladoras están recibiendo latitas ni plásticos en la zona, por lo que la situación económica es desesperante en los asentamientos.

Dejá tu comentario