Actualidad

"Tienen 10 días para irse o morir"

Antes, ya le habían quemado el auto. Ocurre en en san Vicente Pancholo, San Pedro. No tienen idea de quién está detrás de eso, ni por qué.

“Tienen 10 días para irse o morir” fue la escalofriante amenaza que recibió el sábado una familia de San Vicente Pancholo, por medio de una nota que alguien dejó en el portón.

Los afectados son Myrian Haedo y Leonor Rojas, una pareja de docentes que llevaban muchos años en la comunidad.

Esto pasó una semana después de que les hayan incendiado el auto, que con tanto sacrificio compraron hace apenas dos meses.

Nunca recibieron llamadas o mensajes raros

Supieron que no fue un accidente cuando vieron que sus motos también fueron rociadas con combustible, aunque no las llegaron a quemar.

“Es inexplicable. No tenemos vinculación con ningún grupo, no tenemos deudas sin pagar, como somos docentes solo tenemos cuentas con el BNF y la cooperativa, no podemos entender”, dijo la profesora.

En la tarde del sábado ya salieron de la ciudad, sobre todo pensando en la seguridad de sus hijos chiquitos. La mayor tiene 6 años y está muy afectada por lo sucedido, dijo la mamá.

Cerraron toda la casa y dejaron las llaves a la policía, que todavía no tiene pistas de quién o quiénes son los responsables.

El jefe de la Comisaría 27, Augusto Herebia, dijo a EXTRA que es muy difícil investigar porque “nadie sabe nada” y tampoco hay cámaras de seguridad en la zona.

“Todo el mundo dice que son buenas personas, no tuvieron amenazas ni roces con nadie anterior al hecho. Pero es muy raro que de la nada ocurra este tipo de hechos”, añadió.

La Fiscalía ya recibió el caso de amenaza, como el incendio provocado.

Profes preocupados

Los colegas de Myrian y Leonor quedaron desconcertados y preocupados por la situación y estarían haciendo una marcha por los afectados.

Ella está dejando 260 horas cátedras en dos colegios, y él, 240 horas distribuidas en cuatro instituciones, en el área de Ciencias Básicas.

Ambos presentarán hoy su situación ante la supervisión educativa, para encontrar una salida legal al tema de las clases que tuvieron que dejar. “No podemos volver así nomás”, dijo Myriam.

Dejá tu comentario