Actualidad

Tajeado con un vaso pidió que no lleven presa a su esposa

De igual forma, la fiscal del caso solicitó prisión preventiva para la mujer quien quedó a cargo del Juzgado.

Aterrado por la idea de que su esposa fuera a parar a prisión, Víctor Hugo Meza Ramírez acudió a la Fiscalía de la ciudad de Presidente Franco (Alto Paraná). El hombre de 48 años trató de “explicar” a la fiscal Analía Rodríguez qué pasó el domingo, cuando su esposa por poco le perfora el pulmón con un vaso roto.

De acuerdo a los datos, la intención del hombre era retirar su denuncia, para que Diana Beatriz Gavilán Pereira no termine en la cacerola. Pero de igual manera, la fiscal Analía Rodríguez firmó el acta de imputación del Ministerio Público con el pedido de prisión preventiva.

En principio, se supo que el pleito ocurrido en el barrio San Isidro de Presidente Franco, fue por una cuestión de celos por parte de la esposa. “(Él) No hizo una denuncia, nosotros actuamos de oficio por el pedido de auxilio que hizo, él se fue directo a la Fiscalía. Según su señora hay una empleada de ellos que está embarazada del señor”, comentó a EXTRA el subcomisario José Cabrera, jefe de la Subcomisaría 56 de Franco.

Supuestamente, la mujer se enteró que para colmo, su compañero de hace 22 años le pagaba un departamento a la chica que además, estaba amoblando, con la plata de ella.

Se echó la culpa

Pero el herido, al enterarse que su patrona estaba a disposición de la jueza Karina Frutos, con pedido de prisión preventiva, como una típica víctima de violencia intrafamiliar quiso frenar su paso echándose la culpa.

“Yo soy una persona muy celosa”, dijo Víctor Hugo. Según su relato fue él quien quiso revisar el celular de su lapa pero ella le dijo que no. “Yo agarré su aparato y rompí todo por el piso”, aseveró. De acuerdo a sus expresiones fue eso lo que le puso los nervios de punta a su señora que le gritó y luego empezó a pegarle.

“Me dijo muchas cosas hasta que empezó a agarrar y tirarme con los objetos. Me tiró una silla metálica, todo lo que encontraba en el camino. Luego le tiró el vaso de vidrio”, señaló Víctor. A esto se le sumaron patadas y puñetazos, hasta que llegó la policía.

Pero los funcionarios del Ministerio Público, le explicaron que la violencia intrafamiliar es un crimen, por lo que el hombre intentó presionar para retirar su denuncia, pero no hubo caso.

Ella escapó, volvió y fue detenida

El hecho se registró el pasado domingo 25 de abril en la vivienda familiar, según el informe policial de la Subcomisaría 56. A la llegada de los intervinientes, la doñita había huido ya del sitio, pero minutos más tarde regresó y fue capturada. La detenida se encuentra guardando prisión preventiva en la Dirección de Policía de Alto Paraná, a la espera de la decisión de la Jueza, quien tendrá que decidir si la envía a la penitenciaría o no.

Dejá tu comentario