Actualidad

Su vida cambió tras perder una pierna y sale adelante tejiendo crochet

"Todo se puede lograr en la vida", dice Cinthia Marlene, que teje desde pequeña.

A Cinthia Marlene Lezcano le sirvió de terapia tejer crochet en los momentos más difíciles, cuando le tuvieron que amputar una pierna por una picadura de alacrán. Su arte ahora también es su fuente de ingresos y tiene cada vez más pedidos.

Con 16 años, tiene muy en claro que no hay que rendirse ante nada. “En esta vida todo se puede lograr”, dice la adolescente, que vive en J. Augusto Saldívar, departamento Central.

“Me considero una profesional en lo que hago y me gustaría mucho salir adelante con mi trabajo, no pido ayuda económica”, expresa la valiente señorita, que cursa el primer año de la media y sueña con seguir la carrera de Informática cuando termine el colegio.

Cinthia Marlene.mp4

Desde que su historia salió en NPY esta semana, le empezaron a llegar también pedidos desde el exterior, como Argentina, por ejemplo. Por el momento, quienes viven cerca pasan a buscar de su casa las prendas y carpetas, pero tiene un familiar que, cuando puede, ayuda con las entregas.

Cinthia Marlene es muy creativa, teje desde que tenía 8 años y siempre lograba colocar sus prendas. Incluso en el Hospital Central del IPS, donde pasó mucho tiempo hace dos años, empezó a venderlas en mayor cantidad.

Para quienes deseen vestir o decorar sus espacios con delicados trabajos artesanales pedidos, el número de contacto es el (0983) 179 100.

Dejá tu comentario