Extra

Actualidad

Por accidente, un chico de 14 años se disparó en la cabeza

El adolescente quedó solo en la casa y, en su curiosidad, agarró la escopeta que se disparó accidentalmente.

El disparo de un arma paralizó a la señora María Estela Cabañas, quien estaba en la casa de una vecina. Sin saber cómo, comenzó a correr hacia su casa, imaginando lo peor. Al llegar, vio a su hijo de 14 años en el suelo y en un charco de sangre. Salió de ahí asustada y pidió socorro a su marido, Juan Ramón González.

El papá socorrió a su pequeño Carmelo González (14) a bordo de su moto, hasta un hospital, pero lamentablemente, el chico llegó sin signos de vida.

Según el informe policial, los tres hijos de la pareja quedaron en la casa, dos de ellos de 17 y 10 años, fueron a traer agua de un pozo, ubicado a unos 100 metros de la casa, dejando solo a Carmelo, que en su curiosidad, agarró una escopeta de fabricación casera, calibre 28mm y accidentalmente el arma se disparó y la bala se incrustó en la cabeza del chico.

El lamentable suceso ocurrió cerca de las 17:00 del martes, en la compañía Tahyi, distrito de Paso Yobái, Guairá. El cuerpo será enterrado a las 13:00 de este miércoles, en el cementerio municipal.

Dejá tu comentario