22 jul. 2024

Padres denuncian negligencia médica tras muerte de beba

Según la denuncia, la criatura tragó toda la suciedad, ya que los médicos esperaron demasiado para el parto. Nació, tuvo muchos problemas respiratorios y murió.

WhatsApp Image 2022-06-01 at 10.42.45 AM.jpg

Los padres denuncian que los médicos retrasaron mucho el parto.

Se trata de un caso de fallecimiento de una recién nacida en el Hospital Materno Infantil Los Ángeles, a consecuencia de haber tragado sus heces, por el retraso en el parto, hecho que los padres imputan a los funcionarios del centro asistencial. El nacimiento se produjo el lunes pasado y falleció al día siguiente.

La fiscal Carolina Gadea tomó intervención en el hecho y señaló que pedirá informes a los responsables del centro asistencial, además de haber dado intervención a la médica forense Ramona García, quien diagnosticó “insuficiencia asfixia neonatal severa, síndrome de aspiración meconial del recién nacido”, como causa de la muerte.

La denuncia fue presentada por Fernando Escobar Báez, quien reveló que su esposa Deysi Pamela Candia Riveros, sintió dolores de parto en la mañana del domingo y la llevó al centro asistencial, pero le pidieron que vuelva a su casa, debido a que todavía supuestamente no iba a tener su hijo.

La paciente tuvo que volver 3 veces hasta que le realizaron un corte bajo para tener su bebé, con las complicaciones mencionadas, el lunes al mediodía.

El deceso de la recién nacida se produjo el martes alrededor de las 16 horas, casi 24 horas después del nacimiento, debido a los problemas respiratorios que tuvo, a consecuencia de la aspiración de la suciedad.

El director interino, Jorge Manuel Gamarra Paredes informó al asistente fiscal Mario Rivas que la paciente ingresó el 30 de mayo pasado para trabajo de parto ya con 42 semanas de embarazo, por lo que la niña al nacer tuvo problemas respiratorios.

Escobar señaló que su esposa desde el inicio realizó los controles prenatales en el mismo centro asistencial, pero aún así le hicieron esperar varias horas para tener su bebé, lo que ocasionó en consecuencia la muerte de la recién nacida luego de aspirar la suciedad.

Deisy por su parte indicó que le hicieron esperar hasta el último momento porque querían que tenga su hijo en parto normal, hasta que cuando nació su hija le dijeron que tenía 42.6 semanas de gestación.