Actualidad

Nieto quiere dejar en la calle a abuelo

Bajo engaños le hizo firmar un documento, donde supuestamente el abue le deja todo sus bienes.

Con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada, Zacarías Valenzuela (94) pidió que lo ayuden a volver a su casa del barrio San Antonio de Encarnación, pues desde hace tres meses su nieto Marcos Valenzuela no lo deja ingresar a su propia vivienda.

“Yo quiero volver a mi casa, que con mucho sacrificio construí desde joven. Salí de ahí porque mis hijas me llevaron al hospital para seguir un tratamiento. No pensé que esto iba a pasar, hasta me hizo firmar un documento donde yo supuestamente le dejo todo a él, pero no sabía lo que decía la nota porque no sé leer”, dijo el don.

nieto
<p>A pesar de la orden de un juez, el nieto se negó a dejar pasar a su abuelo.</p>

A pesar de la orden de un juez, el nieto se negó a dejar pasar a su abuelo.

Su nieta, Mariza Valenzuela, contó que su primo Marcos se quiere adueñar de la casa del abuelo y que la señora de este hasta lo estaba envenenando con veneno para ratas.

“Mis tíos fueron a visitarle y lo encontraron en pésimas condiciones, tenía mucho pique, estaba muy flaco, ellos (su primo y señora) no le cuidaban, mi abuelo hasta dijo que le dieron veneno”, denunció.

A pesar de tener la orden de un juez para que el abuelito pueda regresar a su casa, el nieto dijo que no acatará.

“Nosotros suponemos que mi primo y su señora querían que él ya muera para quedarse con todo, por eso no le cuidaban como debían. Solamente el papá de mi primo es el que lo apoya, pero los demás van a hacer todo lo posible para que mi abuelo regrese a su hogar”, sostuvo la nieta.

En la calle son sus cosas

Doña Bienvenida Peña, había llegado a un acuerdo con sus otros dos hermanos para vender la casa, que sus padres les dejó como herencia. Uno de los hermanos, que es militar le dijo a la doña que para vende más rápido, debía de salir de la casa.

La abuelita aceptó y fue a vivir a otra casa, con la promesa de que cuando se venda la propiedad, le iban a comprar otra casa. Pasaron los meses y no se vendía el terreno, por lo que el domingo pasado, ella decidió volver a su casa, pero el casero, que contrató su hermano no la dejó entrar.

La doña quedó con todas sus cosas en la calle, “pero luego de hablar bien, llegaron a un acuerdo y el día en que se venda la propiedad, ella va a salir de la casa”, dijo el oficial Amado Fernández.

El suceso ocurrió en Cerro León, Paraguarí.

abuelita
<p>Así, estuvo casi todo un día la pobre abuelita.</p>

Así, estuvo casi todo un día la pobre abuelita.

Dejá tu comentario