14 jun. 2024

Michi se metió en capó de auto y viajó 45 KM

Se refugió en el motor por el intenso frío. Bombero recomienda revisar el vehículo antes de salir.

MASTER-002materialA,ph01_~843245_53059417.jpg

“Gato de motor” solo quería sentir calor, pero terminó viajando a otra ciudad.

“Gato de motor”, es el singular apodo que José Vega le puso a un peludo que se metió al capó se su coche en la noche del sábado, día en que la temperatura alcanzó los 9°, con una sensación térmica de 6°.

El animal viajó 45 kilómetros, desde la ciudad de San Antonio, hasta Ypacaraí. Estaba con mucho miedo, pero milagrosamente no tuvo ningún rasguño.

Sin embargo, no todos los gatos logran sobrevivir, porque quedan atrapados por días sin que nadie se dé cuenta.

El bombero Mario Pesoa, de la 5ta. compañía de Lambaré, contó por qué estos animalitos se meten en el motor de los rodados.

“Esto ocurre porque con este frío, los gatos generalmente buscan calor y el mejor lugar donde pueden encontrar calor es donde está el motor de un vehículo, lamentablemente algunos se meten dentro del motor, le toca la polea y se quedan atrapados”, explicó.

Algunos animales incluso mueren descuartizados al hacer contacto con la correa, según contó.

Precisamente, hace una semana al voluntario le tocó rescatar a un felino que estuvo atrapado por dos días, muy cerca del motor.

La dueña del auto optó por movilizarse en colectivo para no lastimar al michi.

“Estaba muy asustado y entre el frío que vino, entonces no quiso salir de ahí y tuvimos que proceder a rescatar al gatito”, señaló.

Otro de los tantos casos ocurrió en Ypané, donde un peludito también quedó atorado en el compartimiento del motor del automóvil de una mujer.

“Afortunadamente logramos rescatarlo sin lesiones y la familia lo llevó para su cuidado y posible adopción”, publicaron en Facebook.

LUN20240527-002materialAOKOK,ph02_11288_53059627.jpg

La trevesura del michi de Ypané, hizo que la dueña del auto lo adopte.

¿Qué hacer?

“Tenemos que chequear sí o sí los vehículos antes de salir, esa es la recomendación que podemos hacer, porque los gatitos sí o sí van a buscar algo caliente y lo primero que encuentran son los motores, al menos algunos que no tienen casa”, dijo el bombero Mario Pesoa.