Actualidad

Jardinero tragó una espina y le tuvieron que operar

Se quedó incrustada en una de sus cuerdas vocales.

Los médicos del Hospital Nacional de Itauguá sacaron ayer una espina de la garganta de un hombre de 38 años, de profesión jardinero, que la tragó por accidente.

El paciente, oriundo de Valenzuela, llegó de urgencia porque ya le costaba respirar. El doctor Carlos Galeano informó que la espina, conocida como kapi`ati, llevaba 72 horas ahí.

Se le tuvo que hacer una endoscopía digestiva alta y los médicos se dieron cuenta de que la espina estaba incrustada en las cuerdas vocales y que la zona estaba muy inflamada. Cinco doctores trabajaron en la cirugía.

“Procedimos a retirar con éxito y sin complicaciones. Lo más importante es que a las 12 horas, el paciente ya fue dado de alta”, señaló Galeano.

Dejá tu comentario