16 jun. 2024

Hallan cuerpos de dos paraguayos en Puerto Pilcomayo

Familiares de uno de ellos, lo buscaba desesperadamente. Dijeron a EXTRA que fue llevado bajo engaño.

marcos sosa.jpg

El cuerpo de Marcos fue encontrado junto con el de su amigo.

A orillas del río Paraguay, en el Puerto Pilcomayo, en la frontera con la República Argentina, fueron encontrados los cuerpos de dos paraguayos residentes en el barrio Caaguazú de Ñemby. Marcos Sosa (32) y Rafael Oviedo estaban desaparecidos desde el pasado viernes cuando, supuestamente, fueron hasta Clorinda para comprar y vender sidras.

Ambos cuerpos fueron hallaron flotando en el río, atados de pies y manos, con bolsas de piedra, según reportaron a sus familiares. Samuel Sosa, hermano de Marcos, comentó a EXTRA que a través de imágenes fotográficas pudieron reconocer el cuerpo de su hermano.

“La gente de la Naval encontró hacia acá y antes de hacer las averiguaciones, mandaron al lado argentino”, indicó Samuel.

La Prefectura Naval paraguaya avisó el domingo a la de Argentina sobre el avistaje de un par de cuerpos en aguas argentinas del río Paraguay en el Puerto Pilcomayo en cercanías al destacamento de la fuerza en Bouvier.

De acuerdo con los medios locales se procedió a levantar los mismos y trasladarlos al citado Puerto donde intervinieron las autoridades judiciales de turno para intentar establecer la identidad de ambos cuerpos. Se realizó la autopsia pertinente y continuaron las averiguaciones ya que al menos en Clorinda y alrededores no había denuncia sobre personas desaparecidas.

El lunes se habría determinado que ambos cuerpos sean sepultados en el cementerio “La Piedad” de la ciudad de Clorinda, hasta tanto pueda avanzarse con la identificación de estas dos personas. Finalmente ayer se logró identificar a ambos desde nuestro país y los parientes están en plenos trámites de repatriar a ambos.

“No sabemos cuánto va a costar eso, seguramente mucha plata”, lamentó Samuel, asegurando que su hermano se fue hasta esa zona bajo engaño de su propio amigo, hasta el momento se desconoce el móvil del estremecedor crimen. A Marcos le sobreviven su esposa y un bebé de apenas 2 años.