14 jul. 2024

“Gracias a los docentes que me decían que no podía aspirar a ser kinesiólogo”

No vidente se recibió en la carrera de Kinesiología, a pesar de todos los obstáculos que tuvo.

351323957_621013976412489_4728210883547640254_n.jpg

Orgulloso de mostrar que la discapacidad visual no es impedimento para lograr obtener una licenciatura.

Denis Medina, a los 4 años perdió la visión a causa de una mal congénito, sin embargo, nunca se dio por vencido, a pesar de los tantos obstáculos que tuvo, y ahora se recibió de Licenciado en kinesiología.

“No tengo palabras para describir tanta felicidad. No solo por lograr alcanzar la meta profesional por la cual luché todos estos años, sino también, por superar todas las barreras que muchos de mis ahora colegas me pusieron desde el inicio de la carrera”, escribió el joven de 29 años, que vive en el barrio Chaipé de Encarnación Itapúa.

Nota relacionada: “Quiero ser el primer kinesiólogo no vidente”

Denis, en una anterior entrevista con EXTRA, había mencionado que muchas personas le intentaron desanimar en su sueño de convertirse en el primer kinesiólogo no vidente del país, pero lejos de alejarlo de su meta, le impulsaba más a salir adelante.

“En especial quiero agradecer a todos aquellos docentes que se limitaron a creer y querer hacerme comprender que yo no podía aspirar a ser un kinesiólogo. Porque ese fue el motor que me impulsó a terminar la carrera para poder demostrarles que mi discapacidad no determina mi potencial. He aquí la prueba de ello”, expresó en su cuenta de Facebook.