Actualidad

"Fue lo más lindo que me pasó en la vida"

Boda solidaria en Ciudad del Este. El sábado cumplieron su gran sueño Liz y Junior.

Liz Mariana se levantó a las 6:00 el sábado, como siempre, limpió la casa y preparó el desayuno para su familia. Por fuera se veía normal, pero por dentro había en ella un huracán de emociones. No solo la mujer se sintió así.

Era el día soñado en que con Junior se iban a jurar amor eterno, tras una semana en la que la solidaridad se hizo presente de muchas formas, dándoles esperanza.

En menos de una semana todo lo consiguieron

En el transcurso de la mañana, la gente ya iba llegando por turno a su casa, ubicada en el kilómetro 7 de Ciudad del Este.

“Estaba recibiendo visitas de las personas que me estaban trayendo lo que prometieron: gaseosas, bocaditos, y así...” cuenta Liz Mariana Brizuela.

A las 14:00 pasaron a buscarles a ella, a su marido y sus hijos para pasar por la peluquería.

“Él se fue conmigo, también estaban mis hijos, mientras a mí me hacían el peinado a él le estaban barbeando, a mis hijos les mostraron el shopping”, relata.

Después de eso, se fueron a la iglesia evangélica donde les esperaban el pastor, los padres, hermanos de sangre y algunos hermanos en la religión que fueron invitados.

Hasta ahora no imaginaban que recibirían tantas muestras de cariño.

“Fue muy lindo, muy especial, por más que yo ya vivía con él ese día sentí como si fuera la primera vez”, expresa la flamante esposa.

Después de la ceremonia, compartieron un brindis en el templo.

“Con la ayuda de la gente todo fue posible y por eso estoy muy agradecida, fue lo más lindo que me pasó en toda mi vida”, dice emocionada.

Inesperado

Hace exactamente ocho días, Liz publicó en un grupo de Facebook que le faltaba un vestido de novia, porque la situación económica se complicó un montón tras el accidente de su amado y la gente se conmovió con la historia.

Junior perdió un lado de la vista y necesita un implante de platino en la cabeza, después de que una moto le chocara al salir de su casa. Tiene algunas secuelas, por ejemplo, que todavía no puede hablar bien.

Para ayudarle a seguir su tratamiento, contactar al (0992) 200 257.

La novia

“Fue lo más lindo que me pasó en la vida, formar una verdadera familia y ver a mis hijos felices es lo más importante”.

Dejá tu comentario