COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 7300
G 7450
PESO AR
G 17
G 24
REAL
G 1400
G 1470
PESO UY
G 180
G 250
EURO
G 7400
G 7850
YEN
G 35
G 60
clima
30.3º C

Actualidad

Encontró a su ex con un amigo y casi la mató de un balazo

En un caso de intento de feminicidio, el hombre sacó un revólver, hizo arrodillar a la mujer y amenazó con dispararle.

Un hombre encontró a su expareja conversando en el quincho de su casa con un amigo y casi terminó matando a la mujer. En medio de una discusión, sacó un revólver, amenazó a su ex y al joven que estaba con ella.

Incluso, en un forcejeo con su ex, se disparó dos veces el arma de fuego, hiriendo levemente en la cabeza a la mujer, quien fue salvada por su madre.

El ataque, que fue caratulado como intento de feminicidio, ocurrió en la noche del sábado en una casa del Km. 10 Acaray, en Ciudad del Este, y tuvo como protagonistas a C.J.D. (32) y su expareja Derlis Barrientos Brizuela (43), domiciliado en el barrio Don Bosco de dicha capital departamental.

Agentes del Puesto Policial 12 llegaron a la vivienda y encontraron a la mujer con una herida en la cabeza. La víctima dijo a los intervinientes que estaba en su domicilio compartiendo con su amigo David Benítez, de 24 años.

Agregó que pasadas las 22:00 del sábado llegó al lugar Derlis y que este último se dirigió hasta donde estaba ella. Una vez allí le reclamó la presencia de su visitante y luego apuntó a ambos con su arma.

Primer tiro

La mujer relató que reaccionó para proteger su vida y que comenzó a forcejear con su expareja. En ese ínterin el revólver se disparó.

Derlis, usando su fuerza, la arrastró a la planta baja del domicilio y la metió en el baño. Allí le obligó a que se arrodille apuntándole a la cabeza con el revólver.

Segundo tiro

Según el testimonio de la afectada, nuevamente hubo un forcejeo con el hombre y el arma se disparo de nuevo, pero esta vez el tiro ya le produjo una pequeña herida en la cabeza.

“En ese momento entró al baño mi mamá, que pudo sacarme de milagro y llevarme a otra parte de la casa”, declaró la mujer a los uniformados. “Toda esa escena transcurrió frente a mis hijos de 9 y 11 años, que quedaron muy asustados”, indicó la víctima a los agentes.

De la casa se recogieron cuatro balas servidas y percutidas, calibre 38: una bala encamisada y tres esquirlas de plomo.

En tanto, Benítez fue trasladado hasta el puesto policial, donde agentes de Criminalística le hicieron la prueba de parafina. Por orden de la fiscala Susan Raquel Vega, el muchacho fue liberado.

Se dictó orden de captura contra el atacante, que hasta ayer permanecía prófugo. Sería procesado por feminicidio en grado de tentativa.

Dejá tu comentario