16 jun. 2024

Crimen en disco: creen que fue por celos o por distribución de drogas

Hay un solo sospechoso y dijo que antes salía con la novia del asesinado.

discoteca villa hayes.jpg

Hasta ayer, la Policía aún esperaba que le entreguen los videos de circuito cerrado.

Gentileza

La música y el bullicio de la discoteca se vieron interrumpidos por el estruendo de dos disparos y los consecuentes gritos de desesperación, en la madrugada del domingo.

Una de las balas impactó contra la pared de la segunda planta de Kenho Bar Pool, ubicado en Villa Hayes; pero la otra fue directo al estómago de Víctor Javier Carvallo Aguilera, poblador de Benjamín Aceval.

El hombre de 31 años fue llevado al Hospital Regional de Villa Hayes, donde se confirmó su fallecimiento.

Los amigos que le auxiliaron señalaron como supuesto autor a Enrique Damián Acosta Colmán, de 26 años.

El mismo se enteró de que le estaban acusando y, horas después, se presentó ante la Comisaría 4ª, de Villa Hayes, para negar su responsabilidad en el asesinato y pedir que se le haga la prueba de parafina.

Por disposición del fiscal Armín Echeguren, quedó detenido en la misma dependencia policial.

Dos hipótesis

Hasta ayer, el móvil del crimen no era esclarecido todavía, porque aparentemente no hubo ninguna discusión previa, pero los investigadores manejan dos hipótesis; una, relacionada a supuestos celos por una mujer, y la otra, a una disputa territorial por la distribución de drogas.

“Según manifestó el aprehendido, salía anteriormente con la novia del fallecido, pero él niega que haya disparado al señor”, dijo a EXTRA el comisario Óscar Acuña, del departamento de Investigaciones de la Policía de Presidente Hayes. El sospechoso les aseguró que nunca tuvieron problemas por la chica.

Sobre la otra teoría, el jefe policial expresó: “Los dos son posibles vendedores, y podría tratarse de territorio”. Sin embargo, el fallecido no tenía antecedentes y el detenido fue agarrado una vez por tenencia de drogas, aunque liberado enseguida, según los datos.

La Policía no pudo incautar el arma utilizada.