24 feb. 2024

Condenada por mentir sobre crimen de su novio

Irá presa si se confirma la pena de tres años. Fiscalía dice que la chica mandó ubicación a asesinos.

autora.jpg

Yéssica está con prisión domiciliaria durante el proceso, si se confirma su pena deberá ir presa.

Tres meses de juicio atravesó Yéssica Aracelli González Barros por el asesinato de su novio Sergio Denis Romero Centurión, crimen por el cual también fueron procesados su amante, su ex y un cómplice. El motivo sería la disputa por territorio en tema de drogas y por el amor de la señorita.

Ronald Alejandro Palacios, Joel Sebastián González y Antonio Nicolás Pérez fueron condenados por el asesinato a 15 años y Yéssica, por mentirosa, a 3.

“Yo sostuve que hubo complicidad, ella pasó la ubicación donde estaba la víctima y gracias a eso le encontraron”, apuntó la fiscala Gladys González.

Sin embargo, el tribunal consideró que los extractos de contactos telefónicos que hubo entre ella y los asesinos no era suficiente prueba.

Persecución

Yéssica ligó 3 años de condena por encubrir a su amigo Gustavo López, testigo del homicidio.

Ocurrió el 12 de enero de 2020, en Ñemby, cuando Sergio, Yéssica y Gustavo iban en una camioneta y fueron perseguidos por otro rodado en el que iban los asesinos, quienes dispararon directamente a Sergio.

El joven de 21 años falleció y Yéssica hizo desaparecer su celular, su cartera y el chip del celular de Sergio. Gustavo quemó el auto de Ronald, y ahí se quemó los brazos.

Al ser indagada por la Fiscalía, Yéssica dijo que Gustavo se quemó haciendo asado en casa de Sergio, pero la comitiva pilló que no se usó la parrilla.

3 hombres, 1 chica

La fiscala mencionó que la chica mantenía relaciones amorosas con tres de los implicados.

“Tenía relación con Ronald, tuvo también con Joel, pero alegó que Joel era su compañero de colegio. Los demás testigos afirmaron que tenían una relación amorosa”, indicó.

La fiscala dijo que apelará la sentencia. Lamentó que el tribunal ordenó hacer el juicio de forma telemática por la peligrosidad de los autores, pero que les dio penas muy bajas. “Yo pedí 30 para los hombres y 20 para la chica”, refirió.