Actualidad

Así se preparan en el cementerio de Encarnación

Solicitan mínima participación de personas en los entierros.

No son los cuatro que bailan con el ataúd. Estos están vestidos de amarillo y son del cementerio de Encarnación.

Así se visten de ahora en más los trabajadores del camposanto de la capital del departamento de Itapúa, de acuerdo al nuevo protocolo de bioseguridad.

El encargado del cementerio, Víctor Oh, pidió a los parientes y amigos de los fallecidos despedirse desde sus hogares haciendo honor con alguna bandera blanca o con alguna oración.

"Es para evitar acompañar al momento del entierro y evitar inconvenientes ya que sólo se permite el acceso de los familiares más cercanos del fallecido", dijo al portal Más Encarnación.

A su vez mencionó que cuentan con elementos de higiene para el ingreso y la salida al camposanto como lavatorio de manos y alcohol en gel disponible para los familiares.

Atendiendo las medidas de protección, la municipalidad estableció una serie de medidas como por ejemplo, si el deceso ocurre en la casa, se debe evitar manipulación; despedirse del fallecido a dos metros de distancia, sin contacto físico; no hay autopsias, salvo extrema necesidad.

Así también, el cuerpo debe ser llevado hasta la morgue por personal de Salud, el cadáver queda en la morgue del hospital, hasta su disposición final; disposición de cadáveres en cajones constituidos por madera y chapa metálica sellado.

Quedan prohibidos los ritos funerarios cualquiera sea la causa de muerte, el entierro debe ser inmediato, evitando la demora; se deben establecer medidas administrativas para la habilitación de los campos santos (cementerios) las 24 horas.

Y de efectuarse la disposición final de un cadáver para una bóveda, columbario o panteón el mismo deberá estar construido como para albergar el cajón en un nicho cerrado el cuál a su vez deberá estar tapiado con una pared de 15 cm de ancho y revocada, según refiere el sitio web municipal.

Dejá tu comentario