04 mar. 2024

Asesinan a policía en barrio San Cayetano y apuntan al Clan Ledesma

Crimen ocurrió en una canchita donde se hacía un torneo femenino y hasta donde llegó el agente para dejarle la llave de la casa a su doña.

policía asesinado.jpg

Tres impactos recibió la víctima que ya había recibido amenazas.

Benito Javier Báez Figueredo bajó de su coche, cruzó la calle y caminó hasta donde estaba su esposa. El agente de policía estaba de civil y en su día de franco, tras entregarle unas llaves a su doña, se despidió de ella y retrocedió como para dirigirse hacia su auto, pero un muchacho lo interceptó y a quemarropa abrió fuego contra él.

“Tenía fin de semana libre y justo se estaba realizando un torneo de fútbol femenino. Vino para traerle la llave a su sobrina y su señora que estaban en la cancha. Cuando se iba a retirar, antes de abordar su vehículo fue atacado por un muchacho de 17 años aproximadamente que efectuó varios disparos”, relató el comisario Pablo Benítez en contacto con radio Monumental.

Todos los tiros se realizaron a corta distancia. El autor llegó a pie y se retiró del mismo modo.

El hecho ocurrió ayer alrededor de las 18:00 horas en la canchita denominada Siembre, situada sobre la calle 38 Proyectadas y Cantalupi, del barrio San Cayetano de Asunción. La víctima recibió tres impactos: uno en la cabeza, otro en la cintura y otro en la pierna.

Los disparos alertaron a todo el barrio, en medio del alboroto, la esposa del agente corrió hasta él y le auxilió hasta el hospital de barrio Obrero, pero lastimosamente llegó ya sin signos de vida. Debido a lo rápido en que ocurrió el crimen, los uniformados creen que el autor ya lo venía siguiendo, teniendo en cuenta que Benito vivía por la zona.

Benítez refirió que el fallecido era personal de su comisaría y que su desempeño era impecable. “Es un personal que hizo varios procedimiento satisfactorios, uno de ellos donde se le detuvo a miembros del clan Ledesma y a partir de ahí él ya venía recibiendo amenazas”, refirió el comisario.

policía asesinado.jpg

Benito Javier Báez Figueredo, fallecido.

Detalló que la última vez fue hace algunos meses. “Escribieron muerte en su muralla, cuatro a cinco meses atrás”, manifestó Benítez.

Manifestó que el autor ya está identificado, sería integrante del Clan Ledesma, una facción criminal que se formó a través de uno de los brazos del Clan Rotela en la cárcel. Benítez indicó que los agentes de Investigación de Delitos y Homicidios están tras sus pasos.